El FC Andorra no pasa por su mejor momento. El club, presidido por Gerard Piqué, lleva tres derrotas consecutivas y se sitúa ya a ocho puntos de la zona de playoff, objetivo principal el club para esta temporada. La delicada situación acabó condenando al exjugador del Barcelona, Gabri. El que fuera el entrenador del club andorrano fue destituido el martes, siendo el primer afectado por la racha de malos resultados que arrastraba el equipo. 

Noticias relacionadas

Ante esta situación, el central del Barcelona se vio obligado a visitar Prada de Moles para tratar de animar a los suyos y aprovechó para dar la bienvenida al nuevo técnico, Nacho Castro.  

Pese a que Piqué es el presidente del proyecto, el catalán delega sus responsabilidades del día a día en sus hombre de confianza. No obstante, el central azulgrana está en contacto continuo con su equipo personal y su compromiso con el proyecto es total. Tanto es así que este miércoles visitó las instalaciones del Andorra y se reunió con Castro, como bien publicó en redes sociales el club. 

El nuevo técnico, procedente de la Unión Atlética Horta, que abandonó definitivamente su puesto de trabajo para dedicarse con exclusividad al fútbol, afirmó en su presentación estar "muy ilusionado". "Me he encontrado un vestuario tocado por la situación, ante todo somos personas y llevaban tiempo conviviendo con un entrenador. Es complicado, pero los chicos saben que es fútbol, lo lamentan, pero el grupo quiere salir de esta situación", añadió.

Primer contacto con sus jugadores

Consciente de que el vestuario está tocado por la situación que atraviesan, el técnico les ha pidió que "disfruten y sean felices jugando. Durante la primera vuelta y fases de la segunda se ha jugado muy bien, ha sometido al rival y todo el mundo los ha elogiado. Hay que cambiar sobre todo el estado mental, esa dinámica negativa. Lo vamos a intentar conseguir durante esta semana".

Mala situación del equipo

En lo que va de año, el Andorra solo ha sumado un triunfo a su casillero de victorias. Fue en la previa del día de Reyes, frente a la Unió Esportiva Olot. Cuatro derrotas y tres empates son lo que han cosechado los andorranos desde entonces. Para más inri, los tres partidos que han perdido lo han consecutivamente provocando la destitución del, por aquel entonces, entrenador. 

[Más información: Piqué se lesiona ante el Nápoles en la Champions y es duda para El Clásico]