Mauricio Pochettino fue espectador de lujo en el Santiago Bernabéu durante el partido que enfrentó a Real Madrid y Sevilla el pasado sábado. El entrenador argentino acudió al palco del coliseo blanco y fue cazado al término del encuentro por las cámaras de televisión.

Noticias relacionadas

El Chiringuito le preguntó por el partido que acababa de presenciar: "La primera parte estuvo igualada pero en la segunda decidió Casemiro", expresó Pochettino sobre la victoria del Madrid. Sin embargo, la siguiente cuestión iba a despertar en el técnico una curiosa reacción.

Al ser preguntado sobre si dijo 'no' al Barcelona para sustituir a Ernesto Valverde antes del anuncio de Quique Setién, Pochettino salió a la carrera intentando camuflarse entre los aficionados del Real Madrid, que le pedían fotos y le aclamaban.

Pochettino fue uno de los nombres que se relacionó con el Barcelona tras el despido de Valverde. El argentino está sin equipo desde que José Mourinho le relevara en el banquillo del Tottenham, pero siempre ha rehuido de los valores del club azulgrana y se ha mostrado más cercano a las ideas de su eterno rival, el Madrid.

[Más información: Setién: "Si ganamos 1-0 sin jugar bien, me iré con mala leche"]