Comienza a ser cada vez más habitual hablar de racismo en el mundo del deporte y, en especial, en el fútbol. El último capítulo ha tenido lugar este mismo fin de semana en Madrid. Ocurrió todo durante un partido de Preferente Juvenil entre Los Yébenes y el EMF Aluche.

Noticias relacionadas

El jugador del conjunto local, Ibu, fue la víctima de insultos racistas que llegaron desde la grada. "Puto negro de mierda" se escuchó en todo el campo. De estas graves palabras tomó nota el colegiado del encuentro, quien no dudó en suspender el choque por este motivo.

El director deportivo y entrenador de Los Yébenes, Juan Celis, habló sobre esto en declaraciones para Carrusel Deportivo. "El jugador está bien, dolido por la situación. El mismo aficionado llama a la policía en una reacción surrealista. La Policía toma nota del asunto y elabora un informe. Ahora Ibu debe decidir si tomará acciones", dijo en el programa de la Cadena SER.

Comunicado de la EMF Aluche

Por su parte, el equipo rival ha emitido un comunicado de tolerancia cero con el racismo: "La Escuela Municipal de Fútbol de Aluche condena cualquier acto de violencia física y verbal, así como cualquier actuación racista, xenófoba, homófoba o que ataque los derechos fundamentales de cualquier persona".

"Ante lo ocurrido ayer tarde en el partido entre nuestro Juvenil B y Los Yébenes, por parte de un presunto aficionado de nuestra entidad, condenamos enérgicamente los hechos y ponemos en marcha la apertura de un expediente informativo para aclarar lo acontecido en todos sus extremos y actuar en consecuencia en el marco y de acuerdo a los protocolos de 'Tolerancia Cero' promovidos por la Real Federación de Fútbol de Madrid, que esta Agrupación Deportiva suscribe", finaliza el escrito oficial.

[Más información: Ultras del Atlético de Madrid 'dedican' saludos nazis a la afición del Eibar en Ipurua]