El racismo continúa presente en el fútbol. El último episodio tuvo lugar durante el partido de clasificación para la Eurocopa 2020 entre las selecciones de Rumanía y Suecia. El partido fue interrumpido cuando parte del público local empezó a abuchear y proferir gritos racistas hacia el jugador sueco de la Real Sociedad Alexander Isak cuando entró al campo en la segunda mitad.

Noticias relacionadas

La UEFA confirmó la apertura de una investigación y además el incidente será abordado por la Comisión de Control, Ética y Disciplina el próximo 12 de diciembre. Un incidente que avergüenza y es condenado por el mundo futbolístico. Por ello, la Real Sociedad ha querido mostrar apoyo a su jugador en el partido de este sábado ante el Eibar.

El conjunto vasco ha desplegado una pancarta en las gradas de Anoeta antes de que rodara el balón con el siguiente mensaje: #StopRacismo (Detened el racismo). "En repulsa a lo acontecido hace dos semanas en Rumanía con nuestro jugador, Alex Isak, y con la firme convicción por crear una sociedad más sana, respetuosa y con los valores acordes a nuestro tiempo, el sábado desplegaremos un tifo contra el racismo antes del comienzo del partido frente a la SD Eibar", explicó el club mediante un comunicado.

Alexander Isak, durante el partido Reuters

"En una sociedad cada vez más plural y en un mundo del deporte cada vez más universal e inclusivo no caben actitudes propias de tiempos pasados. Hagamos un mundo mejor entre todos", concluyó.

[Más información: La UEFA abre una investigación por los cánticos racistas contra Isak en el Rumanía - Suecia]