Los nervios tras su regreso, las explicaciones que tenía que dar, el aluvión de preguntas que tuvo que responder... La rueda de prensa que ha tenido por delante Luis Enrique no era una cuestión menor. El asturiano se mostró muy claro a la hora de concretar todo lo que había sucedido en los últimos meses con su figura más íntima como con los problemas con Robert Moreno.

Noticias relacionadas

Tanto tuvo que decir el nombre del exseleccionador español que le jugó una mala pasada. Luis Enrique estaba explicando quién conformaría el staff que, en su mayoría, sería el mismo, pero que con la salida de Robert Moreno tenía varias vacantes. Tras concretar que Jesús Casas sería su nuevo segundo, cuando iba a indicar quién iba a ser su nuevo preparador físico, se confundió con el nombre de su antiguo compañero.

En vez de decir Rafael Pol, la mente le jugó una mala pasada a Luis Enrique y dijo inconscientemente el nombre de Robert Moreno. Tardó unos segundos en darse cuenta y hasta él mismo se rió de la situación. "Ya tenéis el momento para poner una y otra vez", decía el técnico asturiano. Fue la anécdota graciosa de una rueda de prensa en la que el seleccionador se mostró muy entero ante todos los frentes que tenía abiertos en su regreso.

[Más información: Todos los dardos de Luis Enrique a Robert Moreno: un problema personal entre seleccionadores ]