Tranquilo. Afable. Sonrisa amable. Muchos son los adjetivos que se le pueden poner como etiquetas a Andrés Iniesta. El veterano centrocampista siempre ha tratado de mostrar su mejor cara dentro de los terrenos de juego, pero ni siquiera él es perfecto. El de Fuentealbilla ha sacó su carácter durante el último encuentro que ha disputado en Japón.

Noticias relacionadas

No solo Iniesta protagonizó una fea entrada contra un rival. El ex del Barcelona propinó una patada a un adversario durante un partido del Vissel Kobe en la J-League. La tensión en el conjunto nipón, en el que también juegan otros futbolistas españoles como David Villa o Samper, es máxima debido a los malos resultados -un puesto y cuatro puntos por encima del descenso-.

El rival al que el manchego dio una patada, no dudó en coger el balón con la mano para parar el juego. Algo que no acabó de sentar bien a un Andrés Iniesta que se encaró con él, mostrando una cara que pocas veces antes había mostrado en el campo.

Se le recuerda otro rifirrafe. Pero aquel fue muy mediático, ya que fue durante un Clásico entre Real Madrid y Barça. Y no solo eso, ya que delante tenía como contendiente a Cristiano Ronaldo.

[Más información: Así fue el reencuentro en Japón de Iniesta y David Villa con el Barcelona]