Palmeiras venció este martes al Godoy Cruz por 4-0 y logró un resultado global de 6-2 que les permite acceder a los cuartos de final de la Copa Libertadores en los que se medirá al Gremio o al Libertad. Esta gran victoria fue tapada y pasó a un segundo plano tras un comentario desafortunado por parte de Luis Felipe Scolari.

Noticias relacionadas

El entrenador brasileño contestó a las preguntas en la rueda de prensa posterior al enfrentamiento. Al ser cuestionado por los posible fichajes del equipo, Scolari respondió de una manera que escandalizó a los presentes.

"Alexandre Mattos (director de fútbol del Palmeiras), Cicero (gerente de fútbol del Palmeiras) y el presidente saben los refuerzos que queremos tratar de fichar. Trabajarán con los nombres que les doy, pero no los diré aquí ahora. Entre otras cosas porque mañana se puede estrellar el avión y morir todos. Si algunos mueren, incluso tiraré fuegos artificiales", afirmó ante las miradas de sorpresa y escándalo de todos los presentes.

Scolari, entrenador del Guangzhou. Foto: fifa.com

No obstante, al cabo de los segundos se dio cuenta que su comentario no sentó como él había esperado y decidió aclararlo: "Pero ustedes no son jugadores, ustedes no entendieron mi broma… Esperaré la semana a lo que suceda. ¿Luiz Adriano? Sí, es posible. Nos daría opciones".

El desafortunado comentario recordó la tragedia que sufrió Brasil en noviembre del 2016. Durante un viaje de la plantilla del Chapecoense, el avión se accidentó y cayó suponiendo la muerte de 71 personas (entre futbolistas, directivos y tripulantes). Otro trágico episodio que se viene a la mente es la muerte del futbolista argentino Emiliano Sala a comienzos del 2019.

[Más información en: Tragedia insólita en Suecia: nueve paracaidistas mueren en un terrible accidente de avioneta]