Maxim Gullit, hijo del exfutbolista holandés Ruud Gullit, hizo su debut como futbolista profesional, a los 17 años de edad, con el equipo juvenil del AZ ante el Twente. En el encuentro que enfrentaba a dos clubes históricos holandeses, que terminó en un empate sin goles gracias al que el equipo de la ciudad de Enschede consumó su ascenso a la Eredivisie, Maxim salió desde el banquillo para sustituir al lateral izquierdo Joris Kramer y disputar los últimos 19 minutos de juego, los primeros como profesional.

Noticias relacionadas

"El debut es un momento muy especial", dijo el joven Gullit a Fox Sports tras su primera aparición. "No me molesta ser el 'hijo de'. Soy Maxim y voy a trabajar duro para seguir adelante", afirmó. El joven defensor holandés no solo reúne los genes de su padre, pues su madre, Estelle Cruyff, es sobrina de Johan, por lo que la sangre de uno de los futbolistas más importantes de la historia también corre por sus venas. Tanto su madre como su padre presumieron "orgullosos" del debut de su hijo en sus redes sociales.

Un debut ilusionante

El joven ha tenido 20 minutos para demostrar su gran calidad y el futuro que le espera. Pese a su juventud tiene una gran personalidad y es muy probable que la temporada que viene abandone el juvenil y juegue con el primer equipo, donde cogerá rodaje en una de las ligas más propicias para dar a conocer promesas a nivel mundial. 

[Más información: El guiño de De Ligt al Barça: la foto con Luis Suárez que recorre el mundo]