El fútbol de vez en cuando nos deja episodios un tanto extraños. Este ha tenido lugar durante el enfrentamiento disputado entre el Burnley y el Cardiff City en la trigésima cuarta jornada de la Premier League

Noticias relacionadas

Casi al final del descanso, Ashley Barnes comenzó una trifulca con Joe Bennett. Sin embargo, en esta ocasión no finalizó con un enfrentamiento entre ambos jugadores, sino con un cariñoso gesto. El delantero inglés decidió besar la nariz del rival ante las sorprendidas miradas del resto de jugadores.

El Burnley se impuso sobre el Cardiff

Asimismo, esta acción no tuvo un desenlace feliz, ya que el árbitro decidió sancionar al jugador por ello y sacarle la cartulina amarilla. Un episodio que no había ocurrido anteriormente en el fútbol inglés.

Por su parte, el partido finalizó con una victoria del Burnley por 2-0, con ambos goles de Chris Wood. El equipo local se encuentra decimocuarto en la clasificación, mientras que el Cardiff está en zona de descenso, decimooctavo, con 28 puntos.

[Más información en: Las razones del Cardiff para no pagar el traspaso de Emiliano Sala]