El pasado domingo, Augusto Solari marcó en el minuto 57 contra Tigre. Este tanto no solo supuso a la postre el empate del Racing de Avellaneda, sino que La Academia se acabó alzando con el título más deseado, la Superliga Argentina. Un aficionado vivió con quizás demasiada pasión este triunfo. Gabriel Aranda tuvo la idea de desenterrar la calavera de su abuelo y se la llevó a la celebración.

"Estaba en el nicho y lo saqué del nicho todo el tiempo que jugó Racing. Esto es la cábala de Racing. Estará orgulloso porque lo saqué", afirmó orgulloso el hincha, que habló para TNT Sports. Según él mismo, su abuelo, de nombre Valentín Aranda, debía 'vivir' este acontecimiento tan importante.

En total este es el 18º título liguero para La Academia, que suepra de esta manera a su máximo rival histórico, Independiente. Por una parte ganó nueve de esos campeonatos en la era amateur, mientras que la otra mitad la han logrado ya como profesionales.

[Más información: Hospitalizado en Vitoria un aficionado del Atlético de Madrid tras ser agredido]