El fútbol argentino no sería igual sin las barras bravas. En esta ocasión, los aficionados más fieles a Newell's Old Boys usaron a los policías para liberar toda su frustración. Su equipo acababa de ser eliminado de la Copa de Argentina por Villa Mitre.

Noticias relacionadas

El Marcelo Bielsa acogía la primera ronda de la competición, pero los visitantes se adelantaron con una ventaja de 0 - 2. El empuje de la afición rosarina llevó a sus jugadores a que recortaran distancia, pero al final no pudieron remontar.

Fue en aquel momento, cuando los ultras comenzaron una batalla campal en la que multitud de objetos, como piedras o incluso un retrete. Finalmente, el árbitro se vio obligado a suspender el encuentro cuando quedaban cuatro minutos de descuento y el Mitre, de una categoría inferior, acabó avanzando.

[Más información: El freestyler 'Skillzy' será la mascota de la Eurocopa 2020]