Uno de los porteros más reconocidos de La Liga emprendió una nueva aventura en Turquía, donde no ha sido ni mucho menos lo que esperaba. Su actual club, el Fenerbahce, no le ha permitido tener licencia federativa y no juega un partido oficial desde el 1 de marzo de 2018. El arquero ha hablado con MARCA y ha contado el calvario que le está tocando vivir. 

Noticias relacionadas

El club turco no solo no le permite jugar, también le prohíbe entrenar en las instalaciones deportivas de la primera plantilla. "Cuando llegó el nuevo entrenador, Aykut Kocaman, en noviembre, me excluyó de todo sin ninguna razón. Con Cocu no jugaba, pero tenía ficha. Ahora entreno solo y luego me voy a casa", ha confirmado el meta. Desde que llegara al país otomano en 2017, solo ha disputado 16 partidos oficiales.

"La gente del fútbol de este país es muy extraña. Te venden mucho humo. Me ha afectado en algunos momentos. Me llegué a preguntar si era tan malo como me hacían ver. Muchas estrellas salen de aquí de mala forma, como le pasó a Van Persie, Pepe, Sneijder o Podolski. No han cambiado para nada", afirmó con rotundidad sobre el fútbol turco y todo lo que esconde detrás de las cámaras.

Su deseo por salir

Kameni solo desea salir de Turquía y retomar su carrera deportiva en otra parte, y no descarta la posibilidad de poder volver a España una vez más. "Me gustaría volver a España en algún momento. Espero solucionar estos meses mi situación. Espero irme en verano, pero lo haré sin ningún sentimiento. Esto es muy desagradable y te llegas a plantear en qué mundo vives". Una situación que no le gusta vivir a un futbolista y le ha tocado de lleno a una leyenda del Espanyol y del Málaga.

[Más información: Warnock, sobre Emiliano Sala: "Hay cosas que no se deberían haber hecho"]