Todos los focos estaban puestos en Cristiano Ronaldo. El delantero luso había sido el gran protagonista del duelo de la Champions League en la previa y también lo fue desde el minuto inicial del partido entre el Atlético de Madrid y la Juventus. El '7' bianconero dio el primer gran susto a la afición colchonera con un disparo de falta que repelió Oblak

Noticias relacionadas

Cristiano Ronaldo

Se quejó del juego duro de los pupilos de Simeone, después de recibir una entrada de Juanfran en su tobillo, aunque no fue hasta casi el final de la primera parte cuando protagonizó el acto más sonado. Este no fue otro que un cara a cara con la grada del Wanda Metropolitano. El ex del Real Madrid enseñó la manita a los seguidores rojiblancos después de escuchar cánticos en su contra.

Los aficionados más radicales del Atlético de Madrid entonaron varios gritos ofensivos hacia el portugués como "Cristiano violador", "Cristiano muérete" o "moroso, moroso". Fue entonces cuando Ronaldo enseñó a la grada la mano extendida para 'recordar' las cinco Champions que ha conseguido en su carrera. Con este gesto también podría estar mostrando a la grada su número de balones de oro. 

Cristiano Ronaldo señalando sus cinco Champions

El VAR, el otro protagonista 

El VAR ha sido otro de los protagonistas del igualado encuentro entre el Atlético de Madrid y la Juventus. A la media hora de encuentro, en una contra del equipo español, Diego Costa era derribado por De Sciglio y el árbitro señalaba penalti, pero la intervención de la tecnología corregía su decisión para cambiar el resultado de la acción. 

Las imágenes demostraron que el contacto entre los dos futbolistas se produjo fuera del área. Tras cambiar la decisión por una falta fuera del área, fue Antoine Griezmann el encargado del lanzamiento, pero su disparo no incomodó la meta de la Juventus. 

[Más información: Mourinho: "Si el Atlético elimina a la Juve no sería una sorpresa"]