El joven jugador Julián Zea se volvió el villano en el partido que enfrentaba a Deportivo Cali contra el Atlético Hulia correspondiente a la tercera jornada del Campeonato de Apertura de Colombia.

Noticias relacionadas

El jugador de 17 años de Deportivo Cali fue expulsado después de propinar una terrible entrada a Andrés Amaya cuando este llevaba el balón controlado. En el momento Zea parecía no creerse la expulsión, debido a que acababa de ingresar en el terreno de juego, aunque al ver las imágenes, la tarjeta roja es la sanción más leve que puede llevarse el jugador, debido a la dureza de la patada.

Sin embargo, fuera de polémicas y disputas, Amaya defendió a su rival en unas declaraciones después del partido: "No creo que haya mala intención pero si es muy raro que un delantero vaya hasta esa zona del campo y más sobre el final del encuentro. Tengo un poco de dolor en la pierna pero una vez llegue a Neiva haremos los exámenes necesarios y se tomarán las medidas".

[Más información en: Los ultras del Bristol y del Swansea protagonizan una batalla campal]