Los ultras del Bristol City y del Swansea City han sido los protagonistas de la jornada en la Segunda División inglesa. Ambas aficiones se encontraban en Ashton Gate durante el encuentro entre ambos equipos correspondiente a la jornada 30 de la liga. 

Noticias relacionadas

Durante el partido, ambas aficiones comenzaron a increparse, llevando a varios aficionados a un enfrentamiento al que comenzaron a incorporarse cada vez más hinchas que tuvieron que ser separados por la policía. Este partido, considerado de alto riesgo, había comenzado con los aficionados del Swansea siendo escoltados hasta el estadio. 

La pelea comenzó debido a los aficionados del Swansea

Los incidentes no cesaron ahí ya que después del encuentro, los aficionados se enfrentaron en las inmediaciones del estadio. La policía tuvo que volver a separar a ambas hinchadas con perros y caballos. 

Según Bristol Live el incidente comenzó cuando un grupo de fanáticos del Swansea increpó a varios aficionados locales; esto llevó a otro grupo de hinchas del Bristol hacia el lugar de los hechos para defender a sus compañeros y comenzó la pelea.

El jefe de la policía, Paul Mogg, explicó lo siguiente: "Es muy decepcionante que un gran grupo de fanáticos de Swansea parece haber llegado a Bristol con la intención de beber en exceso y buscar la confrontación. Hubo más desorden después del partido en Ashton Park y se desplegaron oficiales con perros y caballos para separar a los dos grupos de fanáticos".

El policía añadía: "Un fanático de Swansea está bajo custodia por la sospecha de un asalto que ocurrió en North Street". Además un policía y uno de los perros que llevaron los agentes fueron heridos durante la pelea.

[Más información en: Las heridas de un 'hooligan' del Everton tras una pelea con ultras del Millwall]