Cesc Fàbregas fue uno de los grandes movimientos de este mercado de traspasos. El futbolista español abandonó el Chelsea para fichar por el Mónaco y ayudar en su proyecto a su amigo y excompañero Thierry Henry, quien se encontraba en una situación delicada tras coger al equipo en los puestos de descenso.

Noticias relacionadas

Tras los primeros dos partidos de Cesc con el conjunto del principado, el equipo hacía oficial el despido de Henry de los banquillos, recuperando a Jardim, entrenador que había sido destituido anteriormente. Esta acción del Mónaco no ha gustado al mediocentro español, que compareció ante los medios para defender al técnico francés.

Cesc muestra su apoyo hacia Henry

Fàbregas argumentó que Henry fue la principal causa de su llegada al equipo: "Una de las principales razones por las que vine aquí fue porque Thierry me llamó. Él me conoce muy bien y quería que fuera el líder de este equipo. Que jugase cada partido, cada minuto en mi posición. Así que, como puedes imaginar el plan y la mente se quedan un poco en shock unas horas, unos días. Pero sobre todo, creo que Thierry será un gran entrenador".

Cesc Fàbregas entrenando con el Mónaco Sebastien Nogier EFE

El mediocentro se mostró dolido por el comportamiento del equipo, sin embargo, dejó claro que va a luchar por sacar al Mónaco de la situación en la que se encuentra: "Ya no me sorprende nada del fútbol. Todo lo que tenemos que hacer, todo lo que puedo decir es que trabajo para el Mónaco, juego para el Mónaco. Tomé esa decisión y lo voy a dar todo".

La mala situación del Mónaco

El Mónaco perdió su último partido en la visita al Dijon, uno de los equipos de la parte baja de la liga. Esta derrota deja al equipo en la decimonovena posición, a tres puntos de salir de los puestos de descenso. Se debe recordar que en la Ligue 1 solo bajan los dos últimos clasificados; el decimoctavo juega contra el tercer clasificado de la Segunda División.

[Más información en: ¿En qué situación queda Cesc en el Mónaco con el cese de Henry?]