Un nuevo capítulo en la historia del Reus, este, quizás más positivo que los anteriores. Los nuevos propietarios del cuadro catalán van moviendo ficha para minimizar, en la medida de lo posible, la sanción de Juez Único de LaLiga. Fuentes del club aseguran que ya han enviado la documentación necesaria al CSD para formalizar la compra del club por parte de US Real Estate Investment.

Noticias relacionadas

El objetivo está claro: salvar al cuadro catalán de su desaparición y expulsión de los terrenos de juego durante cinco años. Para ello ya habían conseguido hacer alegaciones al Juez Único de Competición, todavía sin haber legalizado la venta del Reus. De esta forma, han ganado unos días antes de que se conozca la decisión final del Juez que proponía expulsarles cinco años del fútbol profesional. 

Pero no todo se acerca a posibles noticias positivas, ya que si el club consigue subsistir tendría que ser desde muy abajo y con un nuevo proyecto, ya que otro jugador, el octavo de los doce que tienen ficha con el primer equipo, ha pedido la carta de libertad. Incluso, algunos como Miguel Linares, ya han formalizado su compromiso con otros clubes. El delantero aragonés jugará en el Zaragoza la próxima temporada y media.

Los jugadores del Reus celebran un gol con su afición Foto: Twitter @cfreusdeportiu

Mucho trabajo por delante

Lo principal para los nuevos dueños del club, a parte de oficializar su compra, es crear un proyecto atractivo para mantener a parte de la plantilla y que crezca el interés en otros jugadores de fichar. El club asegura que hasta 14 futbolistas han sido "invitados" a Reus y también ha explicado que los jugadores y empleados cobrarán antes de final de mes. Estos impagos son los que bloquean buena parte del funcionamiento del club, tanto en la RFEF, como en LaLiga.

No todo es tan fácil como podría parecer, ya que cabe recordar que a los futbolistas se les debe una nómina, pero que el Cuerpo Técnico del primer equipo y del filial, los jugadores del Reus B-Cambrils, los empleados y los proveedores no cobran desde septiembre.

[Más información: El nuevo propietario del Reus: "Oliver solo nos contó el 50% de lo que había"]