Malas noticias para Arturo Vidal. El centrocampista chileno, que está viviendo su primera temporada en las filas del FC Barcelona, ha recibido una notificación comunicándole el embargo de cuatro propiedades que poseía en Turín a manos del Tribunal de la ciudad italiana.

Noticias relacionadas

Vidal residió en Italia entre 2011 y 2015, cuando jugaba en la Juventus. De ahí pasó al Bayern Múnich alemán, pero a finales del años 2017 se abrió un proceso legal por una supuesta deuda con una agencia de viajes ubicada en Turín: 17.045,76 euros, los cuales, sumados con los gastos judiciales, se elevaron hasta los 18.489 euros.

El 24 de diciembre de 2018 el chileno recibió el último aviso para afrontar el pago. No fue así, y en consecuencia se le han embargado todas sus propiedades en Turín para su posterior subasta. En concreto, cuatro casas ubicadas en Moncareli, una zona residencial de la ciudad italiana. Por si fuera poco, se le reclaman otros 12.058,75 euros por los gastos generados en la liquidación. Cantidad que, según informa el diario MARCA, Vidal aún no ha pagado.

[Más información: Alexis: "No hay que fumar ni beber"... y un niño le da un zasca a Arturo Vidal]