Silvia Meseguer (Aragón, 1989) cumple su sexta temporada en el Atlético de Madrid Femenino. La aragonesa posee una larga trayectoria tanto en la selección española como en la Liga Iberdrola, aunque hace un año tuvo que renunciar a la Selección para poder acabar la carrera de medicina y las prácticas en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.

Noticias relacionadas

Preparando ya el MIR, y con la carrera y las prácticas acabadas, hace unos días volvió a la Selección tras la llamada de Jorge Vilda para los partidos ante Polonia y Alemania

Meseguer debutó con España en 2008 y ha participado en dos Eurocopas (2013 y 2017) y un Mundial (2015). En su palmarés consta el único título internacional de la Selección femenina, la Copa Algarve conquistada en 2017.

A nivel de clubes ha conquistado cuatro Copas de la Reina (tres con el Espanyol y una con el Atlético de Madrid) y dos Ligas vestida de rojiblanca. "El fútbol es una de las cosas más importantes que tengo", comenta Silvia. 

EL ESPAÑOL ha podido hablar con ella sobre su renuncia a la Selección, cómo ve hoy en día el fútbol masculino y el femenino y qué espera de una temporada que acaba de empezar. "He tenido días en que he pensado en dejar el fútbol y la medicina". 

Silvia Meseguer, durante la entrevista

Seis años en el Atlético de Madrid

Silvia aterrizó en el conjunto rojiblanco en 2013. Desde entonces va en bicicleta a entrenar y su vida ha cambiado para bien: "El venir aquí me ha dado la oportunidad de estar en los mejores equipos de España y ha sido donde he encontrado mi mejor nivel deportivo".

Sus inicios en el club rojiblanco no empezaron de la mejor forma posible: "En 2013 tuve una grave lesión. Aprendí mucho de ella y he podido mejorar como jugadora. Fue dura porque pasé mucho tiempo sola y apartada del equipo". 

El Atlético de Madrid Femenino se ha situado como uno de los mejores equipos de España tal y como se puede apreciar cada temporada que pasa: "El club ha evolucionado mucho. Cuando llegué aspiraba a meterse en Copa de la Reina y hacer un buen papel y ahora el objetivo es ganarla y luchar por la Liga".

"Otro de los grandes cambios que hemos vivido ha sido poder entrenar por la mañana porque te da tiempo a descansar mejor el cuerpo, cuidar la alimentación y esto no pasa en todos los equipos", comenta Meseguer. 

Silvia Meseguer

El regreso a la Selección

Silvia abandonó la selección española por incompatibilidad laboral pero hace unos días volvió para aportar su calidad y experiencia en el equipo dirigido por Jorge Vilda. 

"Dejé, entre otras cosas, la Selección porque estaba más preocupada en terminar la carrera. Al regresar estuve muy a gusto y les dije a algunas de mis compañeras que era como si no me hubiese ido. Había echado de menos los partidos con España ya que ponerte la camiseta de la selección española es muy bonito", comenta. 

"Fue duro renunciar ya que no era compatible estudiar medicina con jugar al fútbol. El haber encontrado una solución o alternativa hubiese sido lo ideal, pero al final no fue así porque no hubo acuerdo entre ambas partes", dice. 

Ahora, apuntada en una academia para preparar el MIR, Silvia va estudiando poco a poco mientras compagina su vida de estudiante con la de fútbol: "Cuando me presente dejaré este deporte, pero ahora estoy centrada en el fútbol, aunque sé que mi futuro está en la medicina".

Silvia Meseguer

El deporte masculino y el femenino

Poco a poco se le va dando más importancia al deporte femenino para llegar algún día al nivel masculino, aunque tal y como reconoce Silvia, aún queda mucho por hacer. 

"Lo que me ocurrió a mí es mucho más difícil que le pase a un hombre ya que no se suele ver un caso como este. La diferencia entre el fútbol femenino y masculino es que a ellos se les considera ya profesionales que están dedicándose 24 horas a ello. Yo tenía que dar siempre explicaciones y parecía que estaba haciendo algo mal por jugar", dice Silvia. 

"Espero que mi caso sirva de ayuda a las chicas que jueguen al fútbol y estén haciendo medicina y no les ocurra lo mismo que a mí. En nuestro caso, poder dedicarnos al fútbol al 100% es la única forma de progresar", expresa la aragonesa.

Otro problema que existe en el fútbol femenino, por el que alguna jugadora ha tenido que irse al extranjero, es el tema sueldos. "Para dedicarte al fútbol debes tener un sueldo que te sustente para dedicarte a eso. El tener que trabajar y jugar es muchas veces complicado", comenta Meseguer. 

"En España se avanza muy despacio en cuestión de igualdad ya que es imposible comparar el deporte femenino con el masculino en cuanto a visibilidad se refiere. Queda mucho por avanzar a nivel deportivo y social ya que las mujeres tienen que hacer muchas más cosas para demostrar su valía". 

Ahora, con la mayor ilusión posible, Silvia afronta una temporada con el objetivo de ganar de nuevo la Liga y soñar algún día con ser campeona de la Champions

[Más información: Ana 'Pipa', la futbolista y médica que salvó a una rival en pleno partido]