Los futbolistas rusos Alexandr Kokorin y Pável Mamáev fueron imputados este jueves por gamberrismo y agresión, cargos que podrían acarrearles varios años de cárcel. El abogado del futbolista del Zenit, cuyo hermano Kiril también ha sido imputado, adelantó que recurrirá la acusación, según informan medios locales.

Noticias relacionadas

Mientras, la defensa de Mamáev mantiene que su cliente no participó en la agresión a dos funcionarios del Ministerio de Industria y Comercio, por lo que 'solo' debería haber sido imputado por la paliza que le propinó al conductor de una presentadora de una televisión local.

Los abogados de ambos futbolistas ya recurrieron esta semana la prisión preventiva declarada por el juez, aduciendo que con arresto domiciliario sería suficiente, ya que ambos tienen hijos pequeños. En principio, Kokorin y Mamáev deberían permanecer hasta el 8 de diciembre en el famoso centro de detención de Butirka en Moscú, donde estuvieron encerrados disidentes soviéticos.

Aleksandr Kokorin y Pavel Mamáev durante una noche de fiesta

El técnico del Zenit, Serguéi Semak, habló este jueves por primera vez de este caso y aseguró que "nadie puede justificar" los actos cometidos por ambos internacionales, aunque agregó que "todo el mundo tiene derecho a equivocarse". Aunque luego fue más allá y aseguró que "merecen un castigo".

Kokorin y Mamáev fueron detenidos después de agredir brutalmente el pasado 8 de octubre a dos funcionarios y a un conductor, que por el momento se han negado a retirar la denuncia o pactar con los abogados de los futbolistas.

La policía rusa informó a varios medios del país de que "como resultado de las pesquisas preliminares sobre una situación conflictiva en un café en Moscú se ha abierto una investigación penal".

Otros escándalos

En julio de 2016, los dos futbolistas se convirtieron en protagonistas de otro escándalo, cuando fueron sorprendidos en una fiesta en Mónaco, en la que supuestamente se gastaron 250 000 euros solo en champán, poco después de que la selección rusa abandonara la Eurocopa de Francia tras sumar un único punto en la fase de grupos.