Lamentablemente para él, Prosinecki no ha sido noticia por la victoria de su selección por dos goles a uno en Irlanda del Norte; por encima de su logro, su sobrepeso ha sido objeto de burla en las redes sociales. 

Noticias relacionadas

Y es que poco parece quedar de aquel espigado centrocampista que dejó el Estrella Roja para probar fortuna en el Real Madrid. Ni en la capital de España; ni en Oviedo ni en Barcelona ni en Sevilla, las otras ciudades en las que vivió, dan crédito ante su espectacular cambio físico.

Prosinecki, que es hasta la fecha el primer y único jugador que ha marcado un gol en un Mundial para dos selecciones distintas (Yugoslavia en 1990 y Croacia en 1998), colgó las botas en 2004 tras su paso por el NK Zagreb. Ahora, con 49 años, queda a la vista queda que el croata no mantiene los hábitos saludables que seguía cuando era futbolista.

Prosinecki dirigiendo a Bosnia. Reuters