La Premier League podría ver como uno de sus equipos más conocidos e históricos da un cambio radical en su dirección. Y es que según ha informado The Times, Roman Abramovich, propietario del Chelsea, tiene en mente la idea de vender su club tras un posible acuerdo con el banco de inversión llamado The Raine Group.

Noticias relacionadas

Tal y como apunta el medio, Abramovich tendría contratado un acuerdo con dicho banco para llevar a cabo la operación. China, Estados Unidos y Oriente Medio son tres de los posibles destinos que el propietario ruso está barajando, y tras haber comprado al Chelsea en 2003 por 140 millones de libras, su venta se produciría por 2.000, algo más de 2.200 millones de euros.

La situación que explica que Abramovich tenga esta decisión entre manos son los problemas con el visado que tuvo desde que el gobierno decidió no renovárselo. Por ello, se vio obligado a viajar a Israel y así poder entrar en Reino Unido. No sería la primera vez que existe interés por vender el club inglés, ya que Jim Ratcliffe, considerado como el hombre más rico del país, ya realizó una oferta que fue rechazada.

Abramovich, dueño del Chelsea. Foto chelseafc.com

De esta manera, tendría lugar una gran reorganización en la directiva del conjunto blue. El nuevo propietario dejaría muy claras sus ideas y pretensiones desde el primer momento, siendo la primera voz que los altos cargos deben escuchar para llevar a cabo las decisiones más importantes, en cuanto a lo que a negocios y nombres propios se refiere.

A falta de concretar los últimos detalles para que definitivamente el Chelsea cambie de dueño, Abramovich parece tener decidido no dar marcha atrás sobre sus pasos, y ultimar la operación lo antes posible. Esto también implicaría un gran cambio para la plantilla y el cuerpo técnico, pues la máxima prioridad será amoldarse a lo que el nuevo dueño estime oportuno en cada momento.