Matías Messi, hermano del jugador del FC Barcelona Leo Messi, ha sido condenado este jueves en Argentina a dos años y seis meses de prisión no efectiva por portar ilegalmente un arma de fuego que encontraron en su lancha, según informaron fuentes judiciales. El hermano del delantero ya protagonizó un hecho similar el 3 de octubre de 2015, cuando fue detenido por efectivos de la Gendarmería, también por llevar un arma ilegal.

Noticias relacionadas

Aunque esta sentencia le exime de ir a prisión, Matías Messi no podrá salir del país y deberá trabajar ocho horas mensuales en la escuela de fútbol "Los Leones", situada en su Rosario natal. "No se pudo determinar que haya portado el arma con fines ilícitos", señaló el fiscal Lucas Altare en declaraciones recogidas por el Diario Clarín.

El arma de Matías

El hermano mayor del jugador del Barcelona fue hospitalizado el 30 de noviembre pasado tras haber tenido un accidente náutico con la lancha que gobernaba, que quedó totalmente cubierta de su propia sangre. Fue entonces cuando los efectivos policiales encontraron un arma sin declarar en la propia embarcación.

Poco tiempo después, la familia de Messi emitió un comunicado en el que aseguraron que el arma no era de Matías y que fue descubierta varias horas más tarde de que este abandonara la lancha.

El historial problemático del hermano de Messi no acaba ahí, ya que el pasado mes de marzo fue detenido tras protagonizar un siniestro vial y presuntamente haber amenazado al otro conductor con un arma.

El más problemático de los Messi

Aun cuando el apellido Messi apenas era conocido mundialmente, Matías Messi ya andaba metido en problemas. En 2001 y 2002, cuando Leo todavía jugaba en las categorías inferiores del Barça, el segundo hijo de Jorge Horacio Messi y de Celia María Cuccilini fue denunciado por amenazas. Ya en 2011, la casa de Matías fue tiroteada, algo que podría estar relacionado con una supuesta vinculación a la banda narco argentina 'Los Monos'.