Cristiano Ronaldo sigue perdiendo la batalla con Hacienda. Los peritos contratados por el portugués, que se han presentado este viernes en los juzgados de Pozuelo de Alarcón, han ratificado la acusación del fisco: el futbolista defraudó 14’7 millones de euros en cuatro ejercicios fiscales. El último intento del portugués por desmontar la acusación de la Fiscalía y de la Agencia Tributaria ha sido en balde, según adelanta la Cadena Ser.

Noticias relacionadas


El portugués había propuesto a tres inspectores de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional, un organismo autónomo de la Agencia Tributaria. Entre estos, se encontraba el jefe de la ONFI, Néstor Carmona. Pues bien, todos ellos han ratificado la tesis de Hacienda: Cristiano Ronaldo defraudó durante cuatro ejercicios fiscales.


Esto desmonta toda la defensa del futbolista portugués, al que sólo le quedan dos opciones: negociar con la Agencia Tributaria y llegar a un pacto para pagar lo adeudado o arriesgarse a acudir al Juicio oral. En este último caso, se enfrentaría a una pena de cárcel de 10 años por delitos fiscales. Es decir, podría ir a prisión.


Cristiano Ronaldo se encuentra ahora concentrado con la selección portuguesa para disputar dos amistosos previos al Mundial de Rusia 2018 de este verano. En el primer partido, el conjunto luso, actual campeón de Europa, se enfrentará a Egipto, donde juega Salah, con quien se juega la Bota de Oro esta temporada.