El Giro de Italia está a la vuelta de la esquina y todos los equipos se preparan para lo que será la primera gran batalla de la temporada en lo que a carreras por etapas se refiere. Los favoritos a llevarse al título a la conclusión de los 21 días de la prueba están ya perfilando su forma física para llegar en su punto de forma óptimo y deseado. 

Noticias relacionadas

Algunos nombres empiezan a copar ya los grandes titulares como los candidatos a alzarse con el triunfo. Simon Yates es uno de los que más se ha dejado ver ya que viene de arrasar en el Tour de los Alpes después de participaciones discretas tanto en Tirreno Adriático como en la Volta a Cataluña. Sin embargo, parece estar gestionando bien su estado físico para no llegar pasado de punto al final de carrera como ya le ha pasado en otra ocasiones, especialmente en Italia. 

El otro gran nombre al que todos esperan ver es a Egan Bernal, llamado a ser el principal favorito y el máximo candidato a la victoria en la general. El colombiano viene con el cartel que le da su victoria en el Tour de Francia de 2019, algo que no ha conseguido ninguno de los otros grandes candidatos que ni siquiera se han acercado al triunfo en París

Egan Bernal, durante el Tour de Francia 2020 EFE

Después quedan nombres como los de Mikel Landa, Dan Martin, Hugh Carthy, Marc Soler, Vlasov, Romain Bardet, Jai Hindley o un recuperado Vincenzo Nibali que se lesionó en su brazo entrenando y que está trabajando a marchas forzadas para llegar en óptimas condiciones. Todos nombres importantes que pueden aparecer en las primeras posiciones en una carrera que puede estar muy abierta sin Bernal no es capaz de imponerse. 

Sin embargo, hay otro nombre al que todos esperan con gran expectación. Se trata de la mayor aparición en la historia del ciclismo, el chico que pulveriza los récords de Eddy Merckx y todos los grandes a su edad, Remco Evenepoel. El joven talento del Deceuninck Quick Step ha confirmado su presencia en la ronda italiana después de estar nueve meses fuera de la competición tras su terrible caída en Il Lombardia la temporada pasada. 

Evenepoel sufrió una importante fractura de pelvis además de varias contusiones de importancia y ha estado fuera desde entonces. Ha preferido ponerle calma a su recuperación para intentar volver con las mayores garantías, pero la realidad es que todavía no está al 100% y, aunque irá al Giro de Italia, no lo hará con la ambición de ganar, sino de probarse, ver cómo está tras su lesión y tener su primera experiencia en una carrera de tres semanas. 

Investigan qué había en el bolsillo de Remco Evenepoel tras su accidente

Evenepoel se sincera

"Lo siento, pero este año no voy a ganar. Voy a tomar la salida en Turín con el objetivo de coger experiencia. Nuestro hombre para la general será Joao Almeida". Así se lo reconocía el ciclista belga de 21 años a Procycling tras tener que admitir que lo mejor para el equipo es trabajar para el talento portugués Almeida, que ya fue 'Maglia rosa' la pasada campaña y que rozó el podio. 

"Almeida y yo somos buenos compañeros. Él ha trabajado para mí en el pasado, ahora haré lo mismo por él. Junto a Masnada y Honoré, tenemos la tarea de ayudar a Joao para que llegue lo más alto posible. El año pasado perdió por poco el podio". En un gesto que le honra y que dice mucho de su grandeza, Evenepoel ha acordado con el resto del equipo dar un paso al lado y pasar los galones a su compañero para el que trabajará. Además, este Giro le servirá para ver dónde está su nivel tras la grave lesión sufrida. Si las sensaciones fueran buenas cabe la posibilidad de acudir a La Vuelta como jefe de filas. El Giro comenzará el próximo 8 de mayo. 

[Más información: Nibali y el final más cruel para una leyenda: de rival de Armstrong a esquivar la sombra del dopaje]