Lo que tardó el ciclismo español en ver una victoria importante durante 2020 fue un motivo para creer que este deporte había entrado en un período de crisis. La retirada de Alberto Contador dejó un gran vacío para las grandes vueltas que ahora otros intentan relevar, aunque el privilegio de contar con Alejandro Valverde Belmonte es la principal fuente de éxito para el país. Ahora, el joven Juan Ayuso empieza a prometer bajo la tutela de Joxean Fernández Matxin.

Noticias relacionadas

Ambos han sido protagonistas de la primavera ciclista que ha vivido el país en el último mes. Las cabezas principales de España en este deporte han demostrado que están a buen nivel, algunos con victorias y otros con buenas posiciones en citas en las que se enfrentaban a los capos actuales del pelotón. En un año de Juegos Olímpicos, la principal noticia es que a sus 41 años, Alejandro Valverde está en forma para afrontar la temporada.

Lo del murciano comenzó en la Volta a Cataluña, donde empezó a dar un punto más a su rendimiento y a demostrar que las piernas que le han caracterizado durante su larga carrera estaban a punto. La semana siguiente en el Gran Premio Miguel Induráin se llevó el triunfo después de 582 días sin levantar los brazos en primer lugar. Estas buenas sensaciones continuaron durante la Itzulia para llegar a las Árdenas y hacer historia. Fue quinto en la Amstel Gold Race, entró en el podio de la Flecha Valona y con 41 años estuvo a punto de conseguir su quinta Lieja-Bastoña-Lieja.

Alejandro Valverde, en el podio de la Flecha Valona de 2021 EFE

Movistar se está mostrando más activo en este inicio de la temporada. Marc Soler afrontará la próxima semana el reto de liderar el equipo en el Giro de Italia. El catalán lo intentó en varias etapas de la Volta y tuvo una buena Tirreno-Adriático, pero tendrá que demostrar que puede ser más que un caza etapas en la gran vuelta transalpina. Enric Mas sigue preparando el Tour de Francia y solo perdió la general de la Vuelta a la Comunitat Valenciana por un pinchazo en la crono definitiva. Allí sumó una victoria importante que le puede dar moral a pesar de esa mala fortuna.

Ingeniería vasca

El otro gran candidato español para las grandes vueltas es Mikel Landa. El de Murguía se ha mostrado valiente ante los Tadej Pogacar y Primoz Roglic tanto en la Itzulia como en la Tirreno-Adriático. Le fue mejor en la ronda italiana donde fue tercero por detrás del ganador del último Tour y Wout Van Aert, pero por delante de Egan Bernal o Joao Almeida. Pello Bilbao, su gran aliado, le superó en la Itzulia y consiguió una gran victoria en el Tour de los Alpes con esa bajada tremenda buscando Pieve di Bono. Allí fue segundo solo por detrás de Adam Yates, demostrando que está en un gran momento de forma.

Alex Aranburu llegando a la meta de la segunda etapa de la Vuelta al País Vasco

Tampoco están nada mal por Astana. Ion Izagirre no pudo defender su 'txapela' de la Itzulia, pero sí se llevó una buena victoria en Hondarribia. También se lleva de este comienzo de temporada un gran tercer puesto en París - Niza solo por detrás de Schachmann y Vlasov. Pero el que por fin ha roto en gran ciclista con lo único que le quedaba, una victoria en el World Tour, es Alex Aranburu con el triunfo en Sestao. Además, ha seguido sumando grandes resultados en las citas de un día como el sexto puesto en la Omloop, el séptimo en la Milán - San Remo, el undécimo en la Amstel o el décimotercero en la Flecha Valona.

Grandes esperanzas

Pero el futuro del ciclismo español está encontrando en Juan Ayuso su gran esperanza. El ciclista de 18 años que fichó el UAE - Team Emirates la pasada temporada con un contrato de larga duración está explicando los motivos de esa vinculación en su cesión en el Colpack. Se dejó ver en la Settimana Coppi e Bartali ante los Vingegaard, Pidcock y compañía y ha conseguido dos grandes victorias en abril en el Trofeo Piva y el Giro del Belvedere. Desde verano estará al servicio del equipo de los Emiratos Árabes Unidos y tendrá la oportunidad de correr en el World Tour.

Pero tampoco se queda atrás el estreno de Javier Romo en Astana. El triatleta de 22 años fue el segundo mejor joven de la Coppi e Bartali sumando dos segundos puestos. El de Villafranca de los Caballeros se está ganando la confianza del equipo kazajo y dará que hablar en el resto de la temporada. Esta primavera del ciclismo español se completa con la actuación de José Manuel Díaz, vencedor en el Tour de Turquía con el Delko.

[Más información: Pogacar se corona en una Lieja impresionante con un excelente Valverde que termina cuarto]