Enric Mas fue el gran animador del día en La Vuelta. La esperada etapa con final en la mítica cima de L'Angliru dejó unas bonitas imágenes con los hombres de la general jugándose la victoria de etapa y peleando por abrirse diferencias en la clasificación. Sin embargo, Roglic consiguió aguantar a pesar de tener un mal día y pudo salvar la papeleta, aunque no el maillot rojo. 

Noticias relacionadas

Movistar puso ritmo durante gran parte de la etapa para desgastar al equipo del líder. El Jumbo-Visma amenazaba con tener otro día de control en el pelotón, pero el equipo telefónico, que lo está intentando todo, decidieron jugar al ataque aun a riesgo de que pudiera salirles mal. Y al final, todo el trabajo no tuvo la recompensa esperada porque las diferencias abiertas con Roglic fueron muy escasas y encima Enric Mas no consiguió la victoria de etapa. 

El ciclista de Artá fue el más combativo de todos los favoritos. Rompió el grupo a falta de 3,5 kilómetros para meta y rodó siempre en cabeza hasta que Carthy soltó un ataque letal a falta de menos de un kilómetro. Mas manejó ventajas cercanas a los 15 segundos, pero el ritmo entre todos fue muy cambiante debido a las extenuantes rampas de la subida final a L'Angliru, con pendientes máximas del 23%. 

Por ello, por todo el trabajo del equipo que al final no se vio recompensado con la victoria en la etapa, Enric Mas llegó destrozado y hundido a la línea de meta y dejó unas declaraciones realmente sorprendentes y que han sido rechazadas por sus compañeros que, al contrario, le piden más días así hasta el final. 

"Pido perdón al aficionado español, a los seguidores del Movistar y al equipo por no haber ganado. El conjunto ha estado excepcional y yo no he podido tener ese remate final para poder ganar".

Mas llegó a 16 segundos de Carthy y recortó 4 segundos con el líder Richard Carapaz y 14 con corredores como Daniel Martin o Primoz Roglic. Sigue quinto en la clasificación general a 1'50" del ecuatoriano del equipo INEOS justo antes de la contrarreloj del martes que, sin duda, será una etapa decisiva en el desenlace final de la carrera. 

Mas sueña en grande

"Estoy contento con la imagen global de la etapa pero no con el resultado final, porque salíamos a ganar, estábamos muy motivados tanto yo como el equipo, sabía que estaba bien y que en esta etapa tan corta, pero dura, podía aspirar al triunfo".

El equipo Movistar en La Vuelta 2020 Twitter (@EnricMasNicolau)

"Voy a intentar ofrecer una alegría. Mañana tenemos descanso, espero poder acumular las máximas horas de sueño posibles, aunque tenemos un largo traslado hasta el hotel en Galicia. Mañana veremos la crono e intentaremos sacar un buen análisis del recorrido para hacerlo lo mejor posible y seguir luchando por esta Vuelta".

La buena noticia es que Enric, que fue quinto en el Tour de Francia de este año y que fue segundo en La Vuelta de 2018, su mejor resultado como profesional, sigue soñando con ganar esta carrera o, al menos, con la intención de pelearla hasta el final. Habrá que ver qué rendimiento es capaz de sacar de esa contrarreloj que se adecúa bien a sus caracterísitcas y en la que podría recortar diferencias con hombres como Carapaz. 

[Más información: Carthy vence en L'Angliru, Enric Mas pone el espectáculo y Carapaz es nuevo líder de La Vuelta]