Victoria de David Gaudu en el alto de La Farrapona tras culminar una exigente escapada formada por corredores de grandísimo nivel. El corredor francés del Groupama se impuso al español Marc Soler, que había saltado desde el pelotón para contactar con el grupo de cabeza y disputar el triunfo de etapa. Gaudu atacó a falta de 200 metros y remachó al corredor del equipo Movistar [Así vivimos la 11ª etapa de La Vuelta 2020]

Noticias relacionadas

En la general, día de pocos movimientos y mucho desgaste. El equipo Jumbo-Visma controló la prueba a su antojo y no dejó que nadie se moviera para intimidar a su líder Primoz Roglic. Dan Martin hizo una aceleración dentro del último kilómetro, pero se llevó a su rueda al propio Roglic, a Carapaz y a Enric Mas. Carthy entró unos metros por detrás. 

Día extraño en la Vuelta a España 2020 en esta undécima etapa calificada por muchos como la jornada reina, pero que no ha sido así en cuanto a espectáculo. La etapa comenzó con polémica debido a un nuevo plante de los corredores, que quisieron mostrar su desacuerdo con la UCI por los tiempos y las diferencias tomadas en meta en el día anterior en Suances y que permitieron a Roglic vestirse de rojo. 

Una vez superada la negociación entre Javier Guillén, director de la carrera y ajeno a la decisión tomada por los jueces, y el equipo INEOS, liderado por Froome y principal perjudicado en el asunto, comenzó una etapa que algunos como Luis Ángel Maté querían haber comenzado antes, ya que mostró su desacuerdo con la actitud mostrada por el equipo británico. 

La etapa comenzó con mucha pelea desde la salida, con continuos movimientos para intentar formar la gran fuga del día, especialmente en el primer puerto del día que se comenzaba casi al comienzo del recorrido. El Alto de la Campa, esa primera dificultad de la jornada, tenso considerablemente el ritmo en el grupo y provocó que se volase en la primera parte del día. 

Arraca Tim Wellens

Uno de los primeros corredores en consolidar su movimiento fue Tim Wellens, ganador de etapa en esta edición de La Vuelta y que pretendía incordiar a Guillaume Martin en la lucha por el maillot de lunares. Por detrás, se formó un grupo perseguidor con corredores como José Joaquín Rojas, Ion Izaguirre, Nielsen, Champoussin, Van Der Sande y Gonzalo Serrano. En el grupo, Jumbo marcaba el ritmo. 

La fuga comenzó a hacerse más numerosa después de que saltaron más corredores desde el pelotón como Perichon, Mäder, Juanpe López, Oliveira o Grmay. Este gran grupo consiguió abrir las primeras diferencias considerables, cercanas al minuto, aunque todo hacía indicar que la pelea no se había acabado. El Alto de la Colladona, a 120 kilómetros para meta, ofreció más terreno para seguir tensando la cuerda.

Corredores como Wellens y Mäder saltaban en la zona delantera, mientras que Guillaume Martin se ponía al frente del pelotón para intentar cazar la fuga y no perder el maillot de lunares. Todo Cofidis asumió la responsabilidad y empezó a destrozar el grupo, que se redujo considerablemente. 

Tras este trabajo, el corredor galo decidió tomar la iniciativa y salir hacia delante para liderar él en primera persona la fuga del día, que sufría múltiples variaciones según avanzaba la etapa. Por detrás, Jumbo-Visma e INEOS compartían galones. Los escapados eran capaces de coger una diferencia de dos minutos, mientras que por detrás todo permanecía estabilizado. 

Roglic junto a sus compañeros del Jumbo-Visma Twitter (@lavuelta)

Se mueve Marc Soler

A falta de 81 kilómetros para meta, se produjo el gran movimiento de la etapa, el mayor y casi únic punto de emoción. Marc Soler saltó en solitario desde el pelotón con la intención de alcanzar al grupo cabecero. El enorme ritmo del escalador de Movistar le permitió llegar hasta los fugados, donde compartiría labores con su compañero Nelson Oliveira. Los dos corredores de Movistar intentaron marcharse en solitario junto a Guilaume Martin, pero el resto de corredores, que en un principio se negaban a pasar al relevo, se reorganizaron y no se lo permitieron. 

El grupo con Marc Soler, Gaudu, Martin, Oliveira, Armirail, Eg, Storer y Donovan llegó a tener diferencias cercanas a los tres minutos al paso al comienzo por el Alto de San Lorenzo, lo que hacía pensar que la victoria de etapa podía estar delante, ya que en el pelotón todo se mantenía estable. Solo La Farrapona podía alterar una etapa que estaba siendo decepcionante en cuanto a la lucha por la general. 

Y La Farrapona y sus rampas de hasta el 12% intentaron jugar su papel, el cual fue aprovechado por los hombres de la fuga, pero no por los líderes llamados a jugarse la general. La única nota destacada fue la pérdida de contacto de Esteban Chaves con el grupo. Por delante, Movistar perdía a uno de sus integrantes, ya que Nelson Oliveira se descolgaba y era rápidamente alcanzado por el grupo. 

Cuando la renta con el pelotón rondaba los dos minutos, Marc Soler decidió arrancar el solitario para marcharse en busca de la etapa. Solo restaban 5 kilómetros a meta. Junto a él, salió David Gaudu, que quería hacer valer también su carácter escalador. Por detrás, corredores como Martin decían adiós a sus aspiraciones. Rápidamente abrieron diferencias cercanas a los 30 segundos, lo que hacía indicar que la victoria estaba en el dúo de cabeza. 

Clasificación de la 11ª etapa de La Vuelta 2020

Soler y Gaudu fueron colaborando hasta encarar las últimas curvas de la ascensión, entre ambos estaría el juego de la victoria de etapa. En el pelotón, Richard Carapaz se quedaba sin gregarios tras la explosión de Andrey Amador, su fiel escudero, lo que podía hacer que pasara dificultades en la parte final. Sin embargo, un Jumbo imponente ponía un ritmo relativamente cómodo con la intención de llegar hasta meta sin diferencias entre los favoritos. 

Clasificación general de La Vuelta 2020 tras la etapa 11

Finalmente, Gaudu atacó en los últimos metros a Marc Soler, que no pudo con el demarraje del francés, que alzó los brazos victoriosos tras su primer gran triunfo como profesional. El de Movistar fue segundo y entre los favoritos, Dan Martin lo provó en el último kilómetro, pero no fue capaz de soltar a ningún favorito, que entraron todos a su rueda sin mayores problemas. Etapa de desgaste sin movimientos antes de afrontar la cima más exigente de La Vuelta, L'Angliru

[Más información: Roglic se exhibe en el repecho de Suances, gana la etapa y se coloca líder de la general]