Michael Woods consigue el triunfo en la llegada de Villanueva de Valdegovia dejando a los españoles con la miel en los labios. Ni Alejandro Valverde, ni Omar Fraile pudieron con el canadiense que asestó un ataque definitivo a kilómetro y medio. Un auténtico festival de movimientos entre cinco corredores para decidirse una etapa con tintes de clásica. [Así fue la 7ª etapa de La Vuelta a España 2020 entre Vitoria-Gasteiz y Villanueva de Valdegovia]

Noticias relacionadas

Tremenda pelea por esta victoria de etapa tras un gran día de espectáculo. Movistar fue el culpable de que el pelotón no tuviera momento para descansar hasta el punto de que Ineos llegó a meta en el pelotón solo con Andrey Amador y Richard Carapaz. Mientras, Valverde recuperó un minuto de diferencia con los favoritos y el conjunto español puede seguir jugando con las diferentes bazas para seguir haciendo de esta Vuelta una auténtica locura.

No hubo más diferencias entre los favoritos, aunque Jumbo-Visma también trató de desestabilizar enviando a Sepp Kuss y a George Bennett por delante. No hay un día en el que la emoción no tenga un espacio. Esto seguramente pase factura en algunos momentos donde las rampas se pongan aún más duras. Sobre todo teniendo en cuenta que el mal tiempo seguirá haciendo mella. Si no que se lo digan al chubasquero de Primoz Roglic.

Este miércoles se llegará en alto al final de la octava etapa. La primera parte, mayoritariamente llana, se desarrollará por la zona de los viñedos de Logroño. El paso por el puerto de La Rasa causará cierto desgaste pero decidirá el final inédito del Alto de Moncalvillo, un puerto sorprendente, exigente y más duro de lo que parece: tendido, con rampas de entre 8-9 por ciento con tres últimos kilómetros al 13-14 por ciento.

La fuga

Remi Cavagna fue el único que se atrevió a saltar del pelotón principal desde el comienzo de la etapa. El francés del Deceuninck Quick-Step se fue en solitario para recorrer los 160 kilómetros que tenía la etapa de este lunes íntegramente por suelo vasco. En busca de la heróica, uno de los miembros de la bien llamada 'Manada de Lobos' se iría a por una etapa cuyo mayor peligro serían las dos subidas a Orduña, puerto de primera categoría.

Hubo algunos intentos para formar una fuga más grande. Por ejemplo, el más claro fue el de Juampe López, Tosh Van der Sander, Jonathan Hivert y Héctor Sáez, pero el pelotón no lo permitió. Tanto fue así que el grupo terminó también neutralizando al mismo Cavagna y, tras 30 kilómetros de carrera no había una fuga clara para el día. Muchos nervios dentro de un pelotón que dejó dudas abiertas tras la subida a Formigal.

La clasificación de la etapa 7 de La Vuelta a España

Todo tenía sentido y es que el plan era hacer una fuga de mucho nivel que podría tener algo que decir al final de la etapa. Nombres como los de Sepp Kuss, Rui Costa, Alex Aranburu, José Joaquín Rojas y Niki Terpstra, junto a otros muchos, se irían cuando llegaba la primera subida a Orduña. Cuando parecía que esta sería la definitiva, se produciría la locura en el pelotón.

Valverde, con todo

Hasta otros dos grupos de escapados se incorporarían a los anteriores para hacer una fuga de más de 30 corredores. Primero fue George Bennett el que se movería junto a un pequeño grupo de Movistar. Pero, por si fuera poco, llegaría el ataque de Alejandro Valverde y otros pocos ciclistas para formar la gran escapada del día con el peligro que tenían. Tanto el del Jumbo como el murciano solo tenían perdidos algo más de tres minutos con Carapaz.

El campeón del mundo de 2018 buscó con insistencia la victoria después de que tratase de irse junto a Godon y Dewulf de los escapados. Mientras tanto, la diferencia con el pelotón seguía creciendo con los Ineos y Chris Froome tirando del grupo. Valverde se puso en algunos instantes de la etapa como líder de la general. Finalmente el gran grupo escapado les pilló y afrontarían todos juntos la segunda subida a Orduña.

Jumbo al ataque

Dylan Van Baarle puso un gran ritmo en el pelotón para reducir la diferencia a un tiempo cercano al minuto de diferencia con la fuga. Por delante, Jumbo tenía a todos los ciclistas que envió para adelante y harían interesante la subida. Valverde estuvo atento a todos los ataques que se produjeron por parte de los Kuss y los Marteens. Además, Michael Woods, que también se metió en uno de los bloques, trató de irse con ventaja él solo.

La clasificación de la general de La Vuelta a España 2020 tras la etapa 7

Como los Jumbo no colaboraban ni iban a por el canadiense, Valverde se personó para irse a por él y abrió ventaja con el grupo de escapados. Con él se irían Omar Fraile, Guillaume Martin y Nans Peters mientras se quemaban en el pelotón los Ineos. Carapaz se quedó a un par de kilómetros de subida solo con Andrey Amador como único compañero. 

Finalmente los cinco se unirían en un solo grupo que luchó por llegar al final sin mucho entendimiento. Woods no quería colaborar ante la amenaza de Valverde y por detrás apretaban a 15 segundos. El triunfo de etapa estaría adelante ya que, aunque Amador terminó controlando la situación, el pelotón se quedaría siempre en el margen de una distancia de un minuto.

[Más información: La Vuelta a España pasa limpia de coronavirus la primera semana]