LeBron James regresó a Cleveland y logró doble-doble de 32 puntos y 14 rebotes en 36 minutos de juego para Los Angeles Lakers, que vencieron a domicilio 105-109 a los Cavaliers. Los Lakers (10-7), terceros en la División Pacífico, se acreditaron su segunda victoria seguida.

Noticias relacionadas

James, que regresó a la casa de su exequipo, fue vitoreado como héroe, aunque se convirtió en el gran enemigo de la noche, siendo el mejor en el ataque de los Lakers. El tricampeón de la NBA pasó 11 temporadas en dos épocas diferentes jugando para los Cavaliers, de donde salió para fichar el verano pasado por los Lakers.

James llevó a los Cavaliers a su único título de la historia en la temporada 2015/2016 y, por ello, recibió un gran homenaje por parte de sus antiguos seguidores en el Quicken Loans Arena en un tiempo muerto del primer cuarto.

El base titular Lonzo Ball sumó 15 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias y Brandon Ingram aportó 14 puntos más.

Los Cavaliers, que siguen sin levantar cabeza pese al relevo de entrenador y acumulan una marca de 2-14, tuvieron el liderazgo de Cedi Osman, con 21 puntos y 7 rebotes, el reserva Jordan Clarkson logró 20 y Tristan Thompson firmó un doble-doble de 14 tantos y 15 rebotes.

El renacer de los Lakers y el declive de Warriors

Los Lakers tardaron, pero parece que con LeBron James en sus filas la franquicia californiana por fin ha encarrilado una tendencia ganadora esta temporada. Y es que de los últimos diez partidos, los púrpura y oro han logrado ocho victorias.

En la otra cara de la moneda están unos Golden State Warriors que no levantan cabeza. Sin Curry, lesionado, y con un Kevin Durant más fuera que dentro del equipo, los de la Bahía acumulan ya cinco derrotas en los últimos seis partidos.

[Más información: La legendaria Sue Bird, segunda jugadora en activo que se marcha a la NBA]