El gran día del reconocimiento a Kobe Bryant de su gran aportación al mundo del baloncesto de la NBA y en especial a su equipo de toda la vida, Los Angeles Lakers, le llegó esta noche con la retirada de los números 8 y 24 que vistió como profesional. El histórico momento se vivió en el descanso del partido que disputan los nuevos Lakers ante los actuales campeones de la NBA, los Golden State Warriors, que se fueron al vestuario con la ventaja parcial de 53-57.

Noticias relacionadas

Pero nada de eso importaba a los miles de seguidores de los Lakers que llenaron de nuevo las gradas, como en las grandes e históricas noches que el propio Bryant protagonizó vistiendo las camisetas con los números que fueron inmortalizados para siempre. Bryant ganó tres títulos de la NBA cuando portó el número 8 y dos campeonatos cuando usó el 24 en sus 20 años de carrera con los Lakers, el único equipo que tuvo de profesional.

En la emotiva ceremonia, Bryant estuvo acompañado de su esposa, hijos y excompañeros de equipo, pero fue destacada la ausencia del exentrenador Phil Jackson, el técnico que le dirigió en los cinco títulos de liga conseguidos. "Gracias a todos. Mamba out", se despidió Bryant.

El presidente de operaciones de los Lakers, el legendario Magic Johnson, que volvió esta temporada a la organización para dirigir la nueva reconstrucción del equipo, se encargó de dirigir la ceremonia y le dedicó unas emotivas palabras a Bryant.

"Estamos aquí para homenajear al más grande de la historia de la franquicia de púrpura y oro. Nunca jamás habrá otro Kobe Bryant", destacó Magic. "Espero que ustedes hayan grabado cada partido, porque nunca más tendremos un Kobe". Por su parte, Jeanie Buss, la dueña de los Lakers, le agradeció su entrega con la franquicia. "Gracias Kobe por inspirar a toda una generación a amar este deporte".

Los números 8 y 24 dividen perfectamente la carrera de Bryant en dos capítulos y etapas, y de forma casi matemática: anotó casi la misma cantidad de puntos llevando ambas camisetas, al lograr 16.777 cuando vistió el número 8 y 16.866 con el 24.

El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, junto a los jugadores de su equipo, como había adelantado, estuvieron presentes en el momento en el que se izaron los números 8 y 24 para que quedasen colgados en el techo del Staples Center. En la liga y en todos los campos donde se jugaron partidos de esta, el reconocimiento a la figura y trayectoria de Bryant fue unánime.

Entró a formar parte de la selecta lista en la que se encuentran los nombres de Magic, Michael Jordan, Larry Bird, Wilt Chamberlain, Kareem Abdul-Jabbar y Bill Russell. El entrenador de los San Antonio Spurs, Gregg Popovich, reconoció que Bryant era un jugador especial no sólo por el talento y la clase que tenía, sino por la mentalidad ganadora que siempre mostraba cuando estaba en el campo.