Este lunes ha tenido lugar 'Celebración de La Vida', la ceremonia oficial en honor a Kobe Bryant, y su hija, Gianna Maria, con la que Los Angeles Lakers, su familia, y casi 20.000 asistentes han rendido un último tributo al exjugador de la NBA.

Noticias relacionadas

La fecha elegida para el tributo público, 24/02/20, contiene un simbolismo especial para la familia Bryant, ya que el 2 es el número que portaba la pequeña Gigi, el 24 es el que llevó Kobe Bryant gran parte de su carrera, y el 20 es el número de temporadas que jugó en los Lakers.

El momento más emotivo de la ceremonia tuvo lugar cuando tomó la palabra Vanessa Bryant, mujer de Kobe y madre de Gigi: "Gracias a todos por estar aquí, significa mucho para nosotras. Me gustaría agradecer a todos el cariño y apoyo que hemos recibido, ha sido reconfortante".

"Gianna Bryant era un alma increíblemente dulce y gentil. Siempre me dio un beso de buenas noches y de buenos días. Hubo algunas ocasiones en las que pensé que se había ido al colegio sin decir adiós. La envié un mensaje de texto y decía '¿Sin beso?' Y Gianna respondía con un 'Mamá, te besé, pero estabas dormida y no quería despertarte", continúo.

El carácter, sonrisa y fuego de su madre

Vanessa Bryant tuvo dificultades para contener las lágrimas al hablar de su querida hija: "Era tierna y cariñosa por dentro, tenía la mejor sonrisa. Era contagiosa, era pura y genuina. Me encantaba la forma en la que me miraba mientras me abrazaba. No tendré la oportunidad de decirle lo hermosa que va en el día de su boda. No voy a tener la oportunidad de verla cambiar la historia del baloncesto femenino. Kobe me decía que 'Gigi' tenía mi carácter, mi sonrisa y mi fuego".

"No podía verlo como una persona famosa o un increíble jugador de baloncesto. Era mi dulce esposo y el hermoso padre de nuestras hijas. Era mi todo", indicó. "Quería que renováramos nuestros votos. Quería que Natalya (la mayor de sus hijas) se hiciera cargo de sus negocios y que viajáramos juntos por el mundo. Esperábamos envejecer juntos. Kobe era el MVP de sus hijas o el MVD ('Most Valuable Dad')"."Dios sabía que no podían estar en esta tierra separados, tenía que llevárselos juntos. Los extraño a los dos todos los días. Los amo", concluyó.

[Más información: Vanessa Bryant denuncia a la empresa del helicópero en el que viajaban Kobe y su hija]