El trágico accidente aéreo que provocó la muerte de la leyenda de la NBA, Kobe Bryant, su hija, y ochos pasajeros más, continúa siendo toda una incógnita. Los investigadores siguen en busca de la causa de este triste episodio. No obstante, los expertos en aviación apuntan que la desorientación espacial pudo ser el factor determinante, según informa el diario Los Angeles Times.

Noticias relacionadas

La desorientación espacial, o también conocida como 'Spatial-D', es una causa muy común en los accidentes aéreos. Este fenómeno ocurre cuando un piloto que vuela en baja visibilidad debido a factores como las nubes, niebla u oscuridad lo que provoca que no pueda ver un horizonte vertical y sus sentidos entran en conflicto con la realidad de su posición.

El Spatial-D se incluyó en los informes de distintos accidentes aéreos como el de John F. Kennedy Jr o el helicóptero Black Hawk de la Guardia Nacional de Louisiana en 2015. Los Angeles Times ha incluido el testimonio de Zoey Tur, un veterano piloto de helicóptero de noticias de Los Ángeles, que afirmó que la desorientación espacial es una causa probable de estos accidentes.

Niebla el día del accidente de Kobe Bryant

"Cuando estás volando y no puedes ver, no sabes dónde estás. No hay señales visuales, por lo que depende de su oído interno. No sabes que arriba está abajo o abajo está arriba", manifestó. Además, informó que, aunque el piloto contaba con 19 años de experiencia, en ese último minuto probablemente no se estaba centrado.

"Los instrumentos más importantes son el horizonte artificial y su indicador de velocidad aérea. Y el indicador de velocidad está subiendo. Eso significa que vas a bajar la nariz. El horizonte debería mostrar lo mismo. Pero no confía en los instrumentos. Está confiando en el oído interno y está mirando por la ventana", explicó el veterano piloto.

No se encuentran fallos mecánicos ni del motor

Zobayan llegó a volar tan bajo debido a la poca visibilidad que el controlador de tráfico aéreo le informó que no podía continuar siguiendo al helicóptero en el radar.  El informe preliminar de la NTSB no encontró fallos mecánicas o del motor y la aeronave acabó estrellándose contra la ladera a 184 mph. Con el tiempo se seguirán conociendo detalles acerca del trágico accidente que acabó con la vida de nueve personas. Aún continúan las muestras de cariño y apoyo por la gran pérdida que ha conmocionado el mundo del deporte.

[Más información: Así fue el homenaje a Kobe Bryant en el All Star que pone los pelos de punta]