Sergio Scariolo, seleccionador español de baloncesto, considera el próximo partido de preparación para el Mundial de China frente a Estados Unidos como uno más, aunque con la seguridad de que será "un test especialmente exigente" para sus jugadores por el nivel de talento y físico del rival.

Noticias relacionadas

"Jugamos contra el mejor equipo de la competición, lo que quiere decir que nos pondrán las máximas dificultades posibles a estas alturas y evidentemente tenemos ganas de competir contra los mejores, con un bagaje técnico-táctico ya más amplio aunque todavía necesitado de más repetición y consolidación dentro de nuestros hábitos" dijo el técnico italiano en unas declaraciones facilitadas por la Federación Española de Baloncesto.

A su juicio, el partido que se jugará en el Honda Center de Anaheim (California) en la madrugada del viernes al sábado "será divertido, porque habrá mucha gente y se darán enfrentamientos directos entre grandes jugadores".

Sergio Scariolo da instrucciones a los jugadores de la selección española en un partido de las ventanas FIBA. Foto: fiba.basketball

"Será una etapa más de nuestra preparación, en la que no prepararemos el partido de forma específica sino que nos preocuparemos casi exclusivamente de nuestras cosas y por supuesto tenemos que intentar dar una buena imagen, como siempre intentamos hacer en cada partido", añadió.

Buena actitud, generosidad y sintonía

Al seleccionador le interesa especialmente comprobar si a sus hombres logran entender cómo hay que jugar contra un equipo "muy físico, con mucha capacidad atlética y que puede forzarte a cometer muchos errores y muchas pérdidas".

"Hay muchos objetivos que entran dentro de nuestra forma de jugar, de lo que queremos ser como equipo, que van a tener un test especialmente exigente por el nivel de talento y físico de nuestros rivales", apuntó el italiano.

A su juicio, el equipo está trabajando bien y se va cohesionando de cara a su debut mundialista en Guangzhou a pesar de contar con jugadores nuevos, ya que todos están demostrando "una buena actitud, generosidad y buena sintonía".

[Más información en: Scariolo: "Llull está bien, no hay problema alguno"]