Los Toronto Raptors, una de las mejores franquicias de la NBA, perdieron la pasada madrugada contra una de las peores franquicias de la temporada, los Cleveland Cavaliers, pero esta no es la mayor noticia de la noche. Serge Ibaka fue el gran protagonista del encuentro y no por haber tenido grandes números. El español se peleó de manera brutal con Marquesse Chriss, el ala-pívot rival y muy probablemente le van a caer varios partidos de suspensión.

Noticias relacionadas

El internacional y el jugador de los Cavs estaban luchando por posición cuando el jugador de los Raptors cayó al suelo. Chriss se giró y, según se puede ver en las imágenes, se le quedó mirando de manera desafiante. De todas maneras, parece que el interior del equipo de Ohio le dijo algo que provocó la reacción del exjugador del Real Madrid.

El medallista olímpico se levantó y acto seguido fue decidido a pegarse con el contrario. Primero le agarró del cuello por la espalda y después soltó unos puñetazos que no llegaron a conectar completamente en la cara del antiguo miembro de los Phoenix Suns.

El entrenador de Ibaka, Nick Nurse, reconoció que "nadie quiere eso en los partidos". Además, dijo: "Probablemente esto le va a costar un partido... No nos gusta perder a nuestros chicos por incidentes como estos". Según el periodista de ESPN, Bobby Marks, lo más probable es que la sanción sea más larga, en concreto, entre tres y cinco partidos y unos 132.000 euros.

[Más información: Los Gasol, Ibaka o Ricky: las opciones españolas de ganar la NBA en 2019]