El 1 de marzo, Pau Gasol llegaba a un acuerdo con los San Antonio Spurs para terminar la relación contractual unía a ambas partes. Después de meses de tensión en los que el español no dispuso del tiempo en pista que él entendía que merecía, finalmente ha podido salir de una de las franquicias más importantes de la NBA. En las negociaciones, el catalán llegó a perdonar dos millones de euros.

En la NBA, si te despiden de un trabajo antes de que finalice su contrato, las franquicias todavía tienen que pagar un porcentaje del valor total de su contrato. Aparte, ese pago extra figuraría también en su masa salarial por lo que cuenta a la hora de averiguar el margen con respecto al límite.

Teniendo en cuenta esta circunstancia, y en muestra de gratitud por las últimas temporadas que estuvo allí, Pau accedió a perdonar dos 'kilos' que le pertenecían según el CBA (acuerdo entre el Sindicato de Jugadores y las franquicias de la Liga). La consecuencia para los Spurs es que las nóminas que tendrían que pagar a sus jugadores se reducen con esta decisión.

Completada la rescisión de contrato, parece que el destino de Pau Gasol será los Milwaukee Bucks. Actualmente, pese a su derrota contra los Utah Jazz, son el mejor equipo de la NBA por récord. Los de Wisconsin tienen en la plantilla a uno de los máximos candidatos al MVP de esta temporada, Giannis Antetokounmpo.

Se da la casualidad que en ese mismo equipo coincidirá con el también español Nikola Mirotic. El exjugador del Madrid llegó vía traspaso y ya fue compañero de Gasol en los Chicago Bulls.

[Más información: La nueva vida de los Gasol: de la zona baja de la NBA a soñar con la final del Este]