Adrián Montero Mato, un hombre español de 23 años, ha sido detenido durante el partido de la NBA entre los Miami Heat y los Chicago Bulls el pasado jueves 31 de enero. El joven comenzó una discusión con otros aficionados durante el partido.

Noticias relacionadas

Durante sus vacaciones en Miami, Adrián asistió al AmericanAirlines Arena para disfrutar de un apasionante encuentro de la liga de baloncesto. Ahora, se enfrenta a 10 años de prisión después de vivir una tangana con otros asistentes sentados en una fila posterior a la suya.

"Hijo de puta. Valiente mamón de mierda", fueron algunas de los insultos que el español exclamó durante el choque. Los acompañantes del joven trataron de calmar a su amigo, también lo hicieron con los otros aficionados ya que la policía no tardó en aparecer una vez se inició la bronca.

Para poder frenar la disputa tuvo que llegar otro agente. Las autoridades finalmente decidieron echar del estadio al español, que intentó resistirse a las órdenes policiales y permanecer en su localidad, "con aliento a alcohol y un habla arrastrada", según la versión policial.

Finalmente los cuerpos de seguridad sacaron por la fuerza al joven, tirando de sus brazos, algo que ocasionó una trifulca con el joven, que llegó a caer sobre otras filas de la grada hasta que la policía consiguió detenerle.

Cargos y fianza

Del estadio se fue directo al furgón policial, que lo traslado hasta la Policía del Condado de Miami Dade. Está acusado de agresión a las autoridades, resistencia ante un oficial con violencia, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación.

Los dos primeros cargos pueden suponer cada uno una pena de hasta cinco años de prisión. En el caso de los otros dos cargos que se le imputan, la pena es menor, siempre que no se tengan antecedentes, y normalmente suelen ser casos que se resuelven mediante el pago de una multa.

La juez encargada de la vista de Adrián ha fijado una fianza de 10.000 dólares para que pueda salir en libertad hasta la fecha del juicio, que todavía no se ha fijado, por ahora sigue detenido y se enfrenta a una pena que puede llegar a 10 años de cárcel.

[Más información: Curry la lía: resbalón inoportuno y un triple que no toca ni el aro]