El Barcelona Lassa sumó en La Fonteta su quinta victoria en la quinta jornada de la Liga ACB tras aguantar los innumerables intentos de un voluntarioso Valencia Basket por alterar el guión preestablecido, lo que impidió la seguridad visitante en la línea de tiros libres. [Narración y estadísticas: Valencia Basket 85-86 Barcelona Lassa]

Noticias relacionadas

El Barcelona, con Singleton de estilete, arrancó con un nivel físico inalcanzable para un Valencia que se agobió al no poder encontrar el camino al aro y ver como Pangos desbrozaba sin demasiada dificultad el camino hacia el suyo en la otra pista.

Matt Thomas entendió que sólo atacando rápido podía tener el equipo local alguna opción y, gracias a su decisión, el Valencia puso en marcha un parcial de 13-0 con varios triples que encendieron a la Fonteta y le llegaron a poner por delante en el marcador. Pero fue fugazmente.

La rotación atascó al Barcelona pero el incisivo Blazic, bien ayudado por Pierre Oriola, se las ingenió para rescatar a los de Svetislav Pesic de su mal momento con sus robos, sus penetraciones e incluso algún tiro exterior.

Con el Barça de nuevo al mando, los dos entrenadores recompusieron sus quintetos y otra vez el físico de los visitantes impuso su ley ante un Valencia que se olvidó de que la rapidez era el mejor antídoto que tenía. Sólo un par de acciones de Vives impidieron que la desventaja local fuera mayor al descanso.

Los 27 puntos de Thomas no fueron suficientes

La inspiración de Matt Thomas marcó el regreso a la pista. Los puntos del escolta estadounidense reforzaron la confianza de los locales y les permitieron empatar el choque, pero un triple de Kuric y otro de Claver dieron aire al Barcelona en su peor momento. Después ya apareció Singleton para volver a engordar algo el colchón visitante.

El Valencia no perdió la cara y, aunque sin tanta fluidez, volvió a recortar la desventaja desde la línea de tiros libres. De hecho, si no hubiera estado tan fallón desde esa posición podría haber entrado en el último cuarto por delante.

Amagó el Barcelona, estirado por Blazic, con romper el choque pero Abalde asumió la responsabilidad de darle una opción más al Valencia de luchar por la victoria y lo logró tanto con algunas canastas propias como un buen puñado de asistencias.

Pangos amarró firme el timón del choque pero el Valencia no dejó de intentarlo y un triple de Matt Thomas aumentó la presión, hasta que Blazic metió uno de sus dos tiros libres y se aseguró de que el triple posterior de Vives sobre la bocina sólo valiera para ajustar el marcador final y el 'basket average' particular.