Kobe Bryant despierta la polémica en Los Ángeles. El exjugador de los Lakers ha retratado a la franquicia donde ya es leyenda por la elección del Draft del 2017. El conjunto angelino se hizo con los servicios de Lonzo Ball, mientras que los Celtics obtuvieron a Tatum. En comparativa, la pasada temporada el jugador de los Boston Celtics brilló, mientas que Ball pasó por una temporada marcada por las lesiones y su poca amenaza de tiro exterior. 

Noticias relacionadas

La clave de este rendimiento podría ser a que la joya de los Celtics haya estudiado al detalle los movimientos de Black Mamba. Algo que lleva haciendo desde que tenía 13 años. Un trabajo que ha dado sus frutos, tal y como demuestra un vídeo de Drew Hanlen, entrenador personal especializado en pulir detalles del juego, ampliar las capacidades ofensivas y defensivas y que en los últimos tiempos se ha convertido en uno de los favoritos entre los jugadores de la NBA.

La pasada semana Jayson Tatum estuvo trabajando con Hanlen y con el ídolo de su infancia, Kobe Bryant. Ambos compartieron imágenes en sus redes sociales. Un mentor de grandes quilates para alguien que está llamado a llevar sobre sus hombros el peso de la franquicia de Massachussets, junto con Kyle Irving y Gordon Hayward.

Kobe Bryant en un acto tras su retirada.

Kobe y sus dudas en Lonzo Ball

Las declaraciones de Kobe se pueden entender como un reproche sobre la decisión de los Lakers de apostar por Lonzo Ball en el número 2 del Draft 2017. Lonzo no ha demostrado lo que prometía, este año con LeBron James deberá elevar su nivel de juego.

Las lesiones de Hayward y Kyrie Irving permitieron al alero disponer de una buena cantidad de minutos, además de asumir una responsabilidad importante en el juego de los de Stevens en su año rookie, donde ocupó el trono de mejor jugador joven con Simmons y Donovan Mitchell. Además perdió la final de conferencia ante los Cavs de LeBron, donde mostró un gran nivel durante toda la serie.