Arqueólogos trabajando sobre el sarcófago.

Arqueólogos trabajando sobre el sarcófago. Junta Granada

Patrimonio Arqueología

El misterioso sarcófago romano hallado en Granada: ¿qué esconde en su interior?

Un equipo de arqueólogos descubre en el centro de la ciudad andaluza una caja mortuoria datada entre los siglos II y IV.

Un grupo de arqueólogos ha hallado hace unos días en el subsuelo del centro histórico de Granada un auténtico tesoro: un sarcófago de plomo sellado, datado entre los siglos II y IV, es decir, de la época romana. A más de dos metros de profundidad y durante unas excavaciones de seguridad, se ha descubierto esta caja mortuoria de forma trapezoidal, más ancha en un extremo que en otro, y de unos dos metros de largo.

El sarcófago, de más de 300 kilos, ya ha sido trasladado al Museo Arqueológico de Granada, donde se inspeccionará más detalladamente y se abrirá para ver qué hay en su interior. No obstante, el misterio no será resuelto hasta dentro de unos días. Según informa Granada Hoy, el equipo de antropólogos, encabezado por su director, Ángel Rodríguez Aguilera no cree que vaya a "encontrar un tesoro", aunque sí "datos arqueológicos muy interesantes" sobre los rituales de los habitantes de la época romana.

Otra de las hipótesis, quizás la más plausible, es que dentro del cofre se encuentre, además del esqueleto, algún tipo de ajuar funerario. La zona del hallazgo se corresponde con un lugar situado fuera de los muros de lo que era Granada en la época romana.

Las características del sarcófago concuerdan con otros hallados en la zona de Andalucía y que supuestamente pertenecieron a alguna familia adinerada, porque eran caros y difíciles de conseguir. En concreto, este conservaría los restos de algún acaudalado del municipio de Iliberis, lo que hoy en día es Albaicín. En el siglo XVI, este emplazamiento se correspondía con la Lonja de los Mercaderes, que posteriormente se convirtió en una prisión.

Su otro homólogo hallado también en Granada hace unos años había sido expoliado previamente, por lo que en su interior tan solo albergaba los restos de lo que había guardado. El cofre hallado estos días, sin embargo, es probable que nunca haya sido abierto al encontrarse en una zona alejada de la ciudad romana.

El hallazgo se ha registrado durante la intervención arqueológica en el antiguo edificio de la  Caja General de Ahorros y Monte de Piedad de Granada realizada por Gespad Al-Andalus Arqueología. Los investigadores se han llevado una sorpresa enorme porque lo único que esperaban encontrar eran restos de asentamientos de la  época musulmana. Nunca se imaginaron tomar con este misterioso sarcófago romano sellado.