60 años no se cumplen todos los días… y mucho menos encima de un escenario. Raphael (77 años) está de celebración, nada menos que seis décadas en el mundo de la música, una cifra redonda que llega con un disco debajo del brazo: ‘6.0’. Con motivo del lanzamiento este álbum, el de Linares pasó este jueves por El Hormiguero.

Noticias relacionadas

Su carisma se dejó ver desde el momento en el que apareció en el plató. “Así se entra, poniendo a todo el público en pie”, reconoció Pablo Motos (55). Al verle tan contento con el recibimiento, el presentador preguntó al invitado si tenía “síndrome de abstinencia de público”. El cantante respondió que “no”, ya que “mis recuerdos funcionan muy bien”, aunque después explicó que lleva sin estar con sus seguidores “desde el 12 de marzo, que terminé en México y el 13 llegué a Bogotá y me hicieron volver volando”.

Raphael ha visitado 'El Hormiguero'. Atresmedia

 Antes de adentrarse en el disco y la gira, el cantante reconoció que tiene una salud espectacular, “toquemos madera”. “Bueno, yo he tenido semanas mejores”, apuntó entre risas Pablo Motos. Tras ese breve inciso llegó el momento de explicar algunos aspectos del álbum ‘6.0’. El primero de ellos, todas las colaboraciones: “He estado con compañeros a los que quiero y admiro: Manuel Carrasco (39), que es fantástico; Luis Fonsi (42), mi querido amigo; Vanesa Martín (40); Pablo López (36), que tiene un final muy sorpresivo en la canción; Gloria Trevi (52); también Pablo Alborán (31), que es tu invitado del lunes; Natalia Lafourcade (36), que ha hecho una canción preciosa; Alejandro Fernández (49); Mikel Izal (38)…”, enumeró el invitado.

El disco se cierra con el propio Raphael en solitario: “Para el final estoy yo solo, que fue la primera canción que elegí para este disco”, explicó. Sin embargo, Pablo Motos apostilló que ese tema se lo había pedido su mujer, Natalia Figueroa (81). El artista lo reconoció: “Sí, me lo pidió mi mujer, pero hará veinte años”, matizó.

La fórmula

Lejos de abandonar el tema, Pablo Motos insistió en saber por qué se había resistido tanto para complacer a su esposa. “Si a mí mi mujer me dice que hay que bajar la basura…”, apuntó el presentador. “Es que nunca podía incluirla, ahora sí”, se excusó el invitado.

En ese momento, Motos dio un pequeño rodeo, comentando que “todos los que has mencionado no habían nacido cuando tú ya tenías éxito”, y aprovechando ese tema, el del paso del tiempo, le preguntó cuánto tiempo lleva de relación con su esposa. “Llevamos 48 años casados, juntos muchos más, hubo un preámbulo de dos años en los que fuimos novietes”, recordó.

Y, claro, para saber cómo funciona una relación después de tanto tiempo, Motos le preguntó al cantante qué debe tener una pareja para mantener viva la chispa del amor. “Lo primero es quererse mucho. Lo segundo es aguantarse, porque todos tenemos un humor diferente. Hay que decir buenos días, y si algo pasa en el medio del día dejarlo a un lado para decirle buenas noches con mucho cariño”, explicó Raphael.

Tras ese momento tan íntimo, llegó una de las sorpresas de la noche, en teoría reservada para otro instante del programa, pero la tecnología jugó una mala pasada al programa. Luis Fonsi fue entrevistado en directo desde Miami por videollamada. “Estoy en casa de mis padres buscando en esta habitación a ver cómo puedo colocar el teléfono”, dijo a modo de bienvenida. Después destacó que “es un privilegio trabajar con Raphael, para nosotros es un ejemplo a seguir, de perseverancia y de saber hacer”, antes de explicar que había grabado las voces del disco de Raphael desde Miami.

Antes de despedirse, Luis Fonsi, a raíz de una pregunta de Pablo Motos, contó que significaba para él la victoria de Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos: “Es un nuevo comienzo, unión en un país muy dividido, me involucré en la política, que no es lo mío pero había que decir que todos somos uno y merecemos el mismo respeto”.

El cantante ha desvelado los secretos de su longevo amor.

Tras esa intervención, Raphael recuperó el protagonismo exclusivo para hablar de su concierto del 19 de diciembre en Madrid: “Lo haremos con todas las seguridades del mundo. El WiZink Center tiene un sistema que cambia el aire cada 12 minutos. La gente va a estar muy cuidada y a mí me van a cuidar ellos también. Va a haber gira”, ratificó.

A partir de esa frase quiso animar a otros artistas a seguir su ejemplo: “Señores, queridos míos, hay que empezar ya porque tenemos una palabra maravillosa en el aire que se llama vacuna”. Eso sí, en su concierto en Madrid habrá reducción de aforo, algo que a él no parece preocuparle mucho. “Me da lo mismo si es rentable o no, aunque imagino que lo será, pero eso ahora no es importante”.

Antes de cerrar la entrevista, llegó la pregunta de rigor sobre la política. “Sí sigo la actualidad, ¿qué más quieres saber? Se discuten cosas ahora que no tienen ninguna importancia, tenemos que estar en lo que tenemos estar. Y el año que viene, cuando estemos bien, ya hablaremos de otras cosas”, remató.

Después llegó el turno de Trancas y Barrancas, quienes recuperaron una receta mágica de Raphael para tener la voz a tono: “Agua hervida, una cucharada de bicarbonato, limón y glicerina líquida. Te deja la garganta muy despejada”. Pablo Motos reconoció que la conocía y que “ha salvado a varios invitados de El Hormiguero que han venido tocados”.

[Más información: Kylie Minogue en 'El Hormiguero': mucho baile y ninguna pregunta interesante]