Alejandra Martos (46 años), la única hija del cantante Raphael (77) junto a Natalia Figueroa (81) y la más discreta de todos los tres hermanos, se ha convertido en noticia este martes día 15 de septiembre. El motivo no ha sido otro que su divorcio, tras 18 años de matrimonio, de su marido, Álvaro de Arenzana, con quien tiene dos hijos adolescentes en común. 

Noticias relacionadas

La separación matrimonial de la pareja no habría tenido lugar en los últimos días ni tampoco en los últimos meses. Tal y como han desvelado en Crónica rosa, el programa radiofónico EsRadio, Alejandra y Álvaro llevarían haciendo vidas paralelas en torno a un año. "Se separaron hace un año, pero lo han llevado con mucha discreción. Vivían en México y ahora están aquí en España. Alejandra vive en un piso cerca de donde están Natalia y Raphael. Álvaro y Alejandra han llevado la ruptura muy bien", comentaban los tertulianos del citado programa de radio.

Alejandra Martos y Álvaro de Arenzana en los premios Yo Dona del año 2013. Gtres

Carmen Jara, cuñada de Paco Gordillo, exmanager de Raphael y colaboradora del programa de Federico Jiménez Losantos ha confirmado la noticia y ha apuntado que "la relación entre ellos es excelente. Son dos personas estupendas y con unos hijos que son estupendos. Trabajadores y buenas personas". 

Alejandra Martos y Álvaro de Arenzana contrajeron matrimonio eclesiástico en julio del año 2001 y lo hacían en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. A pesar de la discreción de Alejandra, el hecho de que su padre fuera Raphael provocó que el enlace de la primera hija que casaba tuviera invitados elevados a la categoría de estrella, como lo es él.

Rocío Jurado junto a su marido José Ortega Cano (66), Carmen Sevilla, Olvido Gara 'Alaska' (57) o Ana Botella (67), fueron algunos de los nombres testigos de cómo el mismo sacerdote que había casado a Raphael y Natalia años antes ahora oficiaba la cerecomia de Álvaro y Alejandra. 

Álvaro de Arenzana es hijo de los condes de Fuente Nueva y en la actualidad ejerce un relevante cargo en Telefónica Digital. Desde al año 2004, Alejandra Martos, tras su paso por México y Estados Unidos, trabaja en el Departamento de Restauración del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid donde ha logrado restaurar junto a su equipo importantes obras de Van Gogh y o el celebérrimo Mata Mau Gauguin, entre otros.

Este último cuadro es el favorito de Carmen Cervera (77), la baronesa Thyssen, que en los últimos meses decidió retirarlo de su pinacoteca madrileña para trasladarlo hasta Andorra. 

[Más información: La gran familia de los Bono y uno más: felices con la boda del hijo con el periodista Aitor]