José Bono Jr. (35 años) y Aitor Gómez (24) se han sumado a la lista de parejas que han tenido que posponer sus planes de boda debido a la crisis del coronavirus. El hijo del exministro y su prometido tenían preparada una gran celebración para el próximo mes de junio, un enlace que se iba a oficiar en el Ayuntamiento de Toledo y que iba a tener su correspondiente banquete en el Palacio de Galiana, situado a orillas del río Tajo.

Noticias relacionadas

La pareja llevaba varias semanas sospesando las distintas posibilidades de celebrar la boda este año y, finalmente, han decidido retrasarla hasta 2021. Así lo confesaba este jueves el propio José Bono Jr. en un directo de Instagram.

El jinete ha explicado que, en un primer momento, se plantearon hacer la boda en septiembre pero, al no haber seguridad de que la crisis del COVID-19 estuviese controlada para entonces, tanto él como su prometido han decidido retrasarla a julio del año que viene.

La nueva fecha de su enlace es el 3 de julio de 2021. Además, Bono ha explicado que todavía no tenían pagado su viaje de novios, por lo que podrán disfrutarlo después del enlace. Un safari por África que pondrá el broche de oro a esta larga espera para sellar su amor.

Los detalles

José Bono y Aitor Gómez en montaje de JALEOS.

El pasado mes de noviembre se conocía la noticia de que el hijo del expolítico había decidido casarse con Aitor Gómez, su pareja desde hace cuatro años. Los novios contraerían matrimonio en el ayuntamiento de Toledo en una ceremonia oficiada por Milagros Tolón, alcaldesa del PSOE.

Según tenían planeado, la celebración posterior tendría lugar en El palacio de Galiana, situado a orillas del Tajo, una antigua almunia (palacio de recreo) que fue construida en el siglo XI por el rey Al Mamun y que hace años fue reformado en su totalidad para poder alojar multitud de eventos.

Fue el político quien, a través de una intervención en el programa Sálvame el pasado mes de marzo, confirmaba las dudas se su hijo sobre la celebración del acto: "Lo están valorando, pero aún no han tomado una decisión", explicaba entonces.

Problemas empresariales

La hípica familiar se ha visto muy afectada por la crisis del Covid-19.

El coronavirus no sólo ha trastocado los planes personales de José Bono Jr., su actividad profesional también se está viendo seriamente afectada por la crisis de esta pandemia, tal y como su padre desvelaba en la citada intervención televisiva: "La preocupación que tiene es que tenemos una empresa (la hípica de Toledo) y tenemos 73 caballos de gente ajena a la que no podemos permitirles que vayan a cuidar su caballo", explicaba.

"Mi hijo todos los días se va ahí a la hípica y, con los mozos que tenemos que son una maravilla... pues tú no sabes lo que es atender a 73 caballos entre tres personas", lamentaba el expresidente del Congreso.

[Más información: El verdadero problema de José Bono Jr. por la crisis del coronavirus (y no es su boda)]