Las duras palabras de Jorge Javier Vázquez (50 años) hace unos días dirigidas hacia María Teresa Campos (79) en las que aseguraba que esta le había "maltratado" en televisión, y que trabajar con ella a veces se tornaba complicado cuando no imposible, han provocado que muchos medios viajen en el tiempo a través de la hemeroteca. ¿Dónde surge el roce entre Teresa Campos y Jorge Javier? ¿Cuándo su relación trocó para no volver a ser la misma? En 2003 llegó a Telecinco el programa que lo cambiaría todo, y el primer espacio propio para Jorge: Aquí hay tomate

Noticias relacionadas

Hasta entonces, Vázquez trabajaba en el corrillo de corazón del programa de Campos, Día a día, llegado, a su vez, de Sabor a ti, con Ana Rosa Quintana (64). La relación entre ambos estaba basada en la admiración, de Vázquez hacia Teresa Campos. El pupilo con la maestra. No obstante, aquello cambió con esa oferta. Él deja el programa de Teresa para presentar el suyo propio y, desde esa trinchera, comenzaba el ring. Vázquez le lanzaba pullas, que ella respondía desde su plató. "Jorge Javier, olvídate de nosotros que aquí no hay tomate", le hacía ver, entre risas. 

Jorge Javier durante la grabación del programa de Teresa, 'Enredados por María Teresa Campos', en YouTube.

"Era dura, pero es que esta no es una profesión de débiles. Pero, vamos, que tampoco era Lucifer", recordaba Jorge su época con Campos. El problema vino después, cuando desde El Tomate abordaba la familia Campos. En concreto, de Terelu (55), y no precisamente en un tono amable. Hace un tiempo, reconoció Vázquez no sentirse contento con lo que realizó desde las tardes de la casa con la otrora reina de las mañanas: "La cogimos por banda y le dimos cera para aburrir. No supe cortar a tiempo y recuerdo que uno de mis miedos recurrentes que le contaba a mi psicóloga era encontrármela. Dejé de acudir a estrenos en Madrid y paseaba por los aeropuertos con mis radares encendidos". 

Fue una época dura, que se sucedió durante un año. Entre 2003 y 2004. María Teresa comenzaba a estar francamente molesta, entre otras cosas, con el contenido de Aquí hay tomate, y cómo trataban a su hija. Campos torció el morro; fueron meses convulsos en los que se mezcló este malestar con otros internos. No estaba Teresa ni cómoda ni a gusto, y lo hizo constar a quien correspondió. Finalmente, todo terminó por desbordarse una mañana cuando la malagueña leyó un titular que no le gustó. 

 

"Estamos preparados para la marcha de María Teresa Campos", fue lo que se publicó. Telecinco la veía más fuera que dentro. Eso le dolió, como contó en su libro Historias de mi tele: "Fue un mazazo que hirió mi, seguramente excesiva, sensibilidad". Y pasó lo inimaginable. "En caliente, tomé la decisión profesional más equivocada de mi vida". No fue otra que cambiarse de cadena. En primavera de 2004 estrenaba Cada día en Antena 3, llevándose a casi todo el equipo de Día a día. Todo un pulso a los jefes, que terminó pagando más tarde. "En cuanto se fue a la otra cadena, no podemos decir que se abrió la veda, pero sí que hicimos cosas de las que no me siento orgulloso", reconoce Vázquez. 

Y es cierto: comenzaba una época dura para las Campos, marcada por el famoso 'pim pam' entre Pipi Estrada (66) y Terelu que se emitió en Aquí hay tomate. Con Teresa en Antena 3, Ana Rosa Quintana acabó fichando por Telecinco. Se anunció en septiembre de 2004, aunque era un secreto a voces en la profesión. Se habló, incluso, de que hubiera fichado por Telecinco antes que María Teresa lo hiciera por Antena 3. "No tengo manera de demostrarlo. Se lo pregunté y me dijo que no. Respeto su palabra. Resulta raro y creo que puede estar diciendo la verdad porque yo tenía un 26 por ciento y ella en Antena 3 en esa época estaba muy mal de audiencia. A no ser que Telecinco pensara: 'La voy a coger a la baja", explicó Campos en una entrevista.

Teresa no triunfó en Antena 3. De hecho, su programa registró unos discretos datos frente a Quintana. "Yo no tenía reality shows ni me iban los escándalos tipo Aquí hay tomate, que en ese momento estaban en auge", justifica Campos en su libro, donde explica que la primera temporada le fue mejor porque podía comentar La Granja, reality presentado por su hija Terelu, o La selva de los famosos. Uno de los momentos más tensos y recordados de aquella época fue cuando insultó desde Antena 3 a Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset. "¡Gilipollas!".

Todo pasó, y ella terminó regresando a Telecinco, con el "caballo ganador". Con el paso de los años, las aguas volvieron a su cauce y Teresa y Jorge volvieron a coincidir. De nuevo en Telecinco, María Teresa acudió como colaboradora de Jorge Javier Vázquez en Sálvame, en la sección de Defensora de la audiencia. Pero lo que empezó como una relación buena terminó rompiéndose tiempo después. "Nos cabreamos y me largué del plató porque ella sabe cómo sacarte de quicio sin que se note", afirmó Vázquez. 

Teresa Campos en el plató de 'Sálvame' en 2012. Mediaset

Fue en 2012 la escena clave que los distanció un tiempo. "No compartiré más esta sección con ella porque es imposible", dijo Jorge Javier abandonando el plató. Nada volvió a ser lo mismo, marcado, sobre todo, por el hecho de que Teresa Campos solo presentó Qué tiempo tan feliz en los fines de semana, y Jorge comenzó una meteórica carrera en la que Campos no tenía cabida: no volvieron a coincidir laboralmente. En los últimos años la relación personal entre ambos estaba tranquila: llamadas de afecto y atención. Hasta que el pasado sábado volvieron a saltar chispas, que terminaron en incendio.

Y Jorge Javier reabre heridas: "María Teresa ha sido una persona a la que le tenido mucho cariño, pero hay situaciones que no estoy dispuesto a pasar. No tengo ganas de hablar con ella. No lo intentes, María Tersa, porque a lo mejor pasará mucho tiempo hasta que tenga ganas. Fue tremendo. Darme cuenta de que esa persona a la que había tenido tanto respeto puedo hacerme tantísimo daño. Pasé un domingo fatal, horroroso. Ahora mismo no tengo argumentos para encontrar que sea buena persona. Es lo que me tiene roto. Todo el amor que le sientes a una persona… María Teresa ya no es parte de mi vida". El pasado siempre vuelve. 

[Más información: La peor 'venganza' de Vasile contra Teresa Campos: meses de "ataques y descrédito profesional"]