Este domingo el programa Hormigas Blancas de Telecinco ha estado centrado en la figura de Rocío Jurado, La más grande. Más allá del documental, en la mesa de debate que ha ido salpimentando el especial han tomado asiento personalidades y profesionales de la información que conocieron muy mucho a la artista en persona y que han vivido los avatares posteriores de la familia. Una de esas personas ha sido María Teresa Campos (79 años)

Noticias relacionadas

La malagueña fue una gran amiga de la cantante y, en la actualidad, goza de una estrecha relación con Rocío Carrasco (43), a la que considera, sin remilgos, una hija más. Tanto ella como Fidel Albiac (47) son familia, algo que ha reiterado en varias ocasiones el clan Campos. A lo largo de la noche, Teresa no ha podido reprimir las lágrimas al ver las imágenes de una joven Rociíto en su programa Día a día. "Me emociono porque no lo ha tenido nada fácil, pero era muy graciosa. Nos reímos mucho. Rocío no ha llegado a ver lo que su hija ha vivido y sigue viviendo… Si existe algo, yo le digo a Rocío que tu hija levantará la cabeza y que alguna vez se hará justicia con tu hija", ha confesado Campos, al punto que desmiente lo que sigue: "Rocío Jurado nunca me pidió que le diese trabajo a su hija"

Teresa Campos hablando de la etapa de Rocío Carrasco en 'Día a día'. Mediaset

En ese punto, la malagueña ha reconocido que se fijó en Carrasco a raíz del programa que presentó junto al padre Apeles: "Lo único que más me gustaba era ella y por eso le llamé", ha reconocido. Además, María Teresa ha querido opinar sobre Carrasco y su marido Fidel. Para ella, en lo único que "ha tenido suerte" Rocío Carrasco en los últimos años es en que su madre llegó a conocer a su pareja: "Ellos son dos pero son uno. Me da igual lo que digan, yo lo he vivido y lo sé". 

En esa línea, Teresa ha sostenido que Pedro Carrasco tenía mucho miedo de que su hija "fuese a repetir alguna historia del pasado", en clara alusión a Antonio David Flores (44). En lo que respecta al conflicto maternofilial, Campos ha plegado velas sin querer ahondar, aunque ha reconocido que no cree que "esté en manos de ella (de Rocío Carrasco)" arreglarlo.

Lo cierto es que a lo largo de la noche, Teresa ha librado una suerte de 'pique' con otro colaborador, el periodista Antonio Rossi. Este le ha interpelado a su compañera si Carrasco podría hacer algo actualmente para mejorar la relación con su hija, Rocío Flores, con quien no se habla. Campos le ha despachado: "No quiero sacar el tema, pero luego te lo voy a decir. Si tú tienes curiosidad, solo por ti, no porque esto sea un programa y tal, yo te lo voy a decir".

María Teresa junto a Carlota y Antonio Rossi. Mediaset

Ambos también han protagonizado discrepancias con respecto al matrimonio de Jurado y José Ortega Cano (66). "Yo creo que sí fue feliz al lado de Ortega Cano, hasta que el amor se rompió. La propia familia dice que fue el hombre que más daño le hizo a Rocío", ha recordado Rossi, extremo con el que María Teresa parece no estar muy de acuerdo: "Te iba a preguntar que a qué parte de la familia te refieres". Y Antonio replica: "A la familia directa de Rocío Jurado. A todos, por arriba, por abajo y por los lados". En ese punto, Teresa ha respondido por toda respuesta: "Bueno, es que hay cosas que se dicen, pero luego no se pueden contar en público, porque te pueden poner hasta una demanda, no lo puedes demostrar". 

[Más información: El verano más atípico de Teresa Campos: la razón laboral por la que sus vacaciones se han reducido]