Jordi Évole (46 años) ha presentado este miércoles en el Festival de Málaga Eso que tú me das, un documental en el que plasma la última entrevista del cantante Pau Donés, realizada dos semanas antes de fallecer a causa de un cáncer contra el que venía luchando desde hace cinco años.

Noticias relacionadas

No se trata de una conversación cualquiera, sino de la despedida frente a las cámaras de dos amigos que, minutos antes, habían estado llorando juntos en la intimidad, sabiendo que aquello era un adiós. La entrevista se realizó en la casa de Donés en el Valle de Arán y el propio Évole ha narrado en Esquire cómo se gestó el que ha sido su trabajo más emotivo.

"15 días antes de morirse, me llamó y me dijo 'quiero dar una entrevista como nunca se la he dado a nadie, porque me voy a morir, me estoy muriendo", relata el periodista, que califica el resultado del encuentro como una "pieza única". 

A pesar de su delicado estado de salud, el cantante de Jarabe de Palo no dudó en hacer un viaje de cuatro horas hasta su refugio de Valle de Arán para poder hacer realidad esa entrevista. "Lo pasó mal, pasó el fin de semana tocado, pero el lunes por la mañana me llamó y me dijo 'súbete ya y mañana lo hacemos'", explica Évole.

Jordi viajó un poco antes que el resto del equipo para encontrarse con su amigo y se enfrentó a una dura realidad: "Vi cómo su hija Sara le ponía los zapatos, me dijo que igual teníamos que parar varias veces para ir al baño, tenía prisa por empezar", comenta el presentador, que revela que días después el hermano de Pau le confesaría que el cantante "temía no poder hacerla, que el cuerpo no se lo permitiese".

Fotograma del documental 'Eso que tú me das', presentado en el Festival de Málaga.

Debido a su malestar, Donés estaba "muy débil, nervioso y gruñón", pero aún así se enfrentó a una maratoniana jornada de grabación e incluso se atrevió a conducir montaña arriba: "Estuvimos tres horas por la mañana en su casa del Valle de Arán y por la tarde subimos a un prado. Él iba enganchado a un gotero, lo metió en el coche y subió conduciendo su Jeep".

Y es que el vocalista tenía claro su objetivo de despedirse públicamente de su público con aquel documento audiovisual: "Cuando empezamos Pau tenía un hilo de voz y acabó por la tarde cantando", revela el periodista, que asegura que en la entrevista "se habló mucho de la vida".

Sobre el documental, Jordi Évole adelanta que se trata de su entrevista más "única": "Yo no quería hacer una cosa lacrimógena y sabía que él tampoco. Él y yo ya habíamos llorado y en la entrevista tenía que pasar otra cosa que no fuese el llanto íntimo de dos amigos que se están despidiendo"

Finalmente, Pau Donés fallecía el pasado 9 de junio a los 53 años tras pasarse los últimos cinco luchando contra un cáncer que poco a poco le había ido debilitando, pero nunca consiguió apagar su luz. "El día después de la muerte de Pau no podía levantarme, me vino todo lo vivido. Murió un martes y habíamos estado en contacto hasta el domingo por la noche", confiesa Évole sin poder contener las lágrimas.

[Más información: La espectacular casa de Pau Donés en el Valle de Arán, en venta por 2,3 millones de euros]