María Teresa Campos (79 años) ha vuelto a los platós. La presentadora ha tenido este martes la oportunidad que tanto tiempo lleva reclamando a Telecinco, o al menos de manera parcial. Radiante, sonriente y demostrando su ya de sobra conocida profesionalidad, la veterana 'reina de las mañanas' se ha sentado en el plató de Sálvame Diario para tratar el tema que ocupa en estos momentos la actualidad informativa: la salida de España de Juan Carlos I (82). 

Noticias relacionadas

Ataviada con una favorecedora americana de rayas blancas y celestes, y una blusa en color blanco, la malagueña se ha colocado frente a las cámaras de televisión tras meses sin aparecer en la pequeña pantalla. Una vuelta que ha alegrado a todos sus seguidores, que han comentado esta inesperada colaboración a través de las redes sociales.

María Teresa Campos acude como colaboradora a 'Sálvame'. Mediaset

Durante el tiempo de la mesa de debate, María Teresa ha comentado algunos de los temas que se pueden extraer a consecuencia de la marcha del país que fuera Jefe del Estado. Asunto sobre el que la popular presentadora no ha dudado en poner de manifiesto su opinión. "A lo mejor es mejor irse por la puerta de atrás que ir para adentro", ha respondido la andaluza cuando Carlota Corredera (46), presentadora de formato en la tarde de este martes, le ha preguntado por su parecer respecto a la marcha del rey. 

Su carácter combativo no ha pasado desapercibido en esta ocasión, y es que cuando el paparazzi Antonio Montero (57) ha partido una lanza a favor del exmonarca, María Teresa no ha dudado en responder con la vehemencia que siempre la ha caracterizado. "Me parece muy bien que tu quieras salvar a la monarquía, pero sin acabar con la democracia", esbozaba de manera firme Campos. Un discurso del que extrae que "su hijo Felipe" es la víctima directa de todos los problemas que acarrea el todavía Emérito. 

Colaboradores de 'Sálvame Diario' durante la tertulia sobre la marcha de Juan Carlos I. Mediaset

Esta vuelta al plató del formato estrella de Telecinco significa mucho para la presentadora, y es que durante siete años acudió cada semana a este programa para desempeñar el papel de 'defensora de la audiencia'. Una labor que desempeñó desde el año 2010 al 2017, y que le llegó a acarrear algún que otro desencuentro con algunos de sus compañeros, como es el caso de Jorge Javier Vázquez (50), que llegó a abandonar el estudio afirmando que jamás volvería a compartir espacio con María Teresa. El tiempo ha pasado y con el la vida de Campos a cambiado. Devenires del destino que la han llevado a estar apartada del medio que tanto quiere; la televisión.

El ictus que padeció en mayo del 2017 marcó el comienzo de su final en televisión. Los problemas de salud que aquejaron a la presentadora durante meses la dejaron en un stand by del que nunca salió. En aquel momento, el programa Qué Tiempo tan Feliz había llegado a su fin, y Teresa estaba a la espera de un formato a su medida. Un programa que jamás llegó.

María Teresa Campos ha demostrado, una vez más, su maestría frente a las cámaras. Mediaset

Mientras tanto, la comunicadora ejercía su ya citado papel de 'defensora de la audiencia', una sección que tras su problema de salud se puso en manos de Carlos Lozano (57). Una sustitución que no le hizo especial ilusión a la malagueña, tal y como llegó a confesar posteriormente. 

El final de su contrato en Mediaset, en febrero del 2019, puso el punto final de su andadura en la cadena de Fuencarral, una cadena que ha sido su casa durante muchos años, y a la que ha vuelto en varias ocasiones para realizar apariciones esporádicas. Intervenciones a las que se le suma esta última que podría, quién sabe, volver a poner a María Teresa Campos en el disparadero de salida en lo que a su faceta profesional se refiere. 

[Más información: Lo que esconde el nuevo proyecto de Teresa Campos como 'youtuber': hablamos con la presentadora]