Pese a que está viviendo un buen momento profesional gracias a ese éxito tan apabullante de su programa en YouTube, María Teresa Campos (79 años) no ha tenido su mejor semana. Después de que JALEOS informase de la persona interesada en la compra de su casa de Molino de la Hoz, y tras la exclusiva de una revista del corazón dando por hecho la venta -algo que no ha gustado a la periodista-, Teresa se ha visto envuelta en una polémica de forma indirecta, y que le ha provocado disgusto y malestar.

Noticias relacionadas

La presentadora, que acaba de instalarse en Málaga por unas semanas, ha visto cómo dos personas la han señalado y acusado de algo "totalmente falso", infundado, una mentira de tomo y lomo. Esas personas son Rosa Benito (63) y Amador Mohedano (66). Cada uno por su lado, han vertido graves acusaciones contra la malagueña que la han molestado e indignado sobremanera, como ha informado una persona de su entorno. Este medio es sabedor del "gran enfado" que se ha cogido María Teresa cuando ha sido informada. Ella nunca suele entrar en este tipo de polémicas y, directamente, ni las ve, pero en esta ocasión la herida ha sido honda. Por injusta y por falsa. 

Teresa y Rocío en 2001. Gtres

Eso sí, que no espere nadie una respuesta pública. Teresa ha optado por la vía más sensata: el silencio. Solo habla y se desahoga en privado, descolgando el teléfono. Así como en otras ocasiones no le afecta lo que se comente de ella, las declaraciones de Rosa y Amador le han hecho revolverse por dos razones muy claras: por el profundo cariño y respeto que sentía por Rocío Jurado y, en segundo orden, por intentar ensuciar su relación con Fidel Albiac (47), el marido de Rocío Carrasco (43), un "segundo hijo" para Teresa. Hay que recordar en este punto que, por un lado, Rosa Benito aseveró en Ya es mediodía que su cuñada Rocío Jurado, recién operada de su cáncer, se vio "obligada" a hacer una entrevista con Teresa en su recién estrenado programa Cada día, de Antena 3. 

Todo según el testimonio de Benito, Rocío Jurado, al mes de operarse, tuvo "por obligación" que sentarse junto a María Teresa, que estrenaba temporada frente a Ana Rosa Quintana (64), en aquella época recién aterrizada en la mañana de Telecinco. Por otro lado, Amador Mohedano confesó hace unos días en Sálvame que, en una conversación privada con Campos, esta le confesó las razones por las que se dejó de emitir Nacidas para cantar, un programa de Canal Sur que presentaba Teresa junto a Rocío Carrasco. Amador sostiene que la malagueña le confesó que no le gustó el trato que le dispensó Fidel Albiac. 

Teresa Campos junto a Fidel Albiac en una imagen tomada en 2018. Gtres

"Calla, Amador. ¡De menuda me he librado porque el trato que me hicieron fue horrible. La prepotencia de Fidel conmigo. Me he librado de una buena, así que encantada", palabras textuales de Amador Mohedano. En definitiva, dos testimonios, el de Rosa y Amador, que han molestado a María Teresa Campos. Y ante la pregunta de una posible acción legal por parte de la comunicadora, se es muy claro: una persona que bien la conoce confiesa a este periódico que eso "jamás lo haría", sobre todo por Rocío Carrasco, Fidel y por la propia Jurado. "Ella sabe su verdad, sabe la relación que tenía con Rocío Jurado y no tiene que demostrar nada, pero le ha dolido, claro que sí. Esas cosas enfadan y molestan", reitera una buena amiga. 

Las duras palabras de Rosa Benito 

Rosa Benito en imagen de archivo. Gtres

Después de que Amador Mohedano pusiese en tela de juicio, durante su entrevista en Sábado Deluxe, que el clan de las Campos mantuviese una relación tan estrecha con Rocío Jurado como sostiene, Rosa Benito alzó la voz en el programa de Sonsoles Ónega (42)La colaboradora añadía más información. La alicantina desvelaba un episodio hasta ahora desconocido que no deja en muy buen lugar a María Teresa, ya que habría puesto en una situación incómoda a la 'La más grande' durante la etapas más complicada de su vida. "Cuando la Campos se va a Antena 3, Rocío, enferma, hace una entrevista que no quería hacer, pero ¿qué pasa?, que aquí (en Telecinco) empezaba Ana Rosa Quintana y entonces eran dos frentes muy grandes. Mi cuñada no quería hacerla y si la hizo en Antena 3 fue por obligación, porque te recuerdo que solo había pasado un mes desde la operación", explicaba la cuñada de la artista. Cabe apuntar que en ese momento, Rocío Carrasco estaba en la plantilla de María Teresa Campos como colaboradora, por lo que podría haber existido una cierta sensación de compromiso por parte de la chipionera, que no querría ver peligrar el puesto de trabajo de su hija. 

Además de esta confesión, Rosa Benito respondía a la pequeña de las Campos respecto a lo que dijo sobre su supuesta petición de trabajo. "Quiero que Carmen diga cuándo Amador Mohedano le dijo que yo trabajara con su madre. ¿En Telecinco o en Antena 3? En la época de Telecinco yo trabajaba con la Jurado, no estaba enferma ni tenía ningún problema gracias a Dios. En el 2004 hicimos una gira maravillosa por América, no sé cuándo te lo pidió".

[Más información: Rosa Benito desvela el favor que Rocío Jurado hizo "por obligación" a María Teresa Campos]