Tamara Falcó (38 años) ha cumplido uno de sus sueños. Este lunes la socialité ha estrenado su primer programa propio, un espacio de cocina con el nombre Cocina al punto en el que comparte plano con el chef Javier Peña. Todo un regalo para la hija de Isabel Preysler (69) que le ha llegado a pocos meses de la muerte de su padre, Carlos Falcó.

Noticias relacionadas

Pizpireta, sonriente y haciendo gala de su característico sentido del humor, Tamara ha vuelto a demostrar una vez más -ya lo hizo cuando ganó la última edición de MasterChef Celebrity-  que lo suyo con los fogones es talento innato. Una afición que no ha descubierto a una edad temprana, pero de la que sí pudo disfrutar junto a su padre.

Tamara Falcó junto al chef Javier Peña.

"Me aficioné realmente a la cocina en MasterChef, porque ví los avances culinarios que había habido en nuestra cocina, de los cuales siempre me hablaba mi padre, pero no sabía apreciarlo...", ha contado Tamara frente a cámara. Un bonito homenaje en un día muy especial para la joven.

Si bien es cierto que no muchos apostaron en un primer momento en las dotes culinarias de Tamara, su paso por el talent-show de cocina ha supuesto un antes y un después en su vida. Y es que según ha confesado la heredera del marquesado de Griñón, está "totalmente enamorada" de la cocina. Una pasión que no practicó siendo más joven por culpa, según ella, de su madre.

Tamara Falcó junto a su compañero Javier Peña.

"Siempre me ha gustado, pero nunca me dejaban hacer nada en casa porque a mi madre le daba miedo el fuego y ella odia el olor a cocina. Mi abuela sí que cocina bastante, pero no vivía con nosotros hasta que tuve 15 años", ha contado este lunes Falcó en su primer programa, en el que han elaborado arroz verde con trigueros y espinacas, y de postre naranja preparada. Dos recetas perfectas para el verano y muy adecuadas para el público vegetariano. 

[Más información: Tamara Falcó, la nueva estrella de TVE: ya hay fecha para su nuevo programa de recetas]