No se habla de otra cosa en las tardes de Telecinco: Lydia Lozano (59 años) y el caso Ylenia Carrisi, ese fantasma que, parece, está destinado a acompañarla, cual yunque, toda su vida. Y es que, para desgracia de la colaboradora, el tema sigue funcionando como un tiro y gracias al cual Mediaset ha podido plantar cara a Antena 3 y su Pasapalabra. Son muy listos en Telecinco y saben rentabilizar hasta la última gota aquello que les funciona. ¿No han caído en la cuenta de que Lydia Lozano siempre llora a las 20:15-20:20-20:30? Si tienen oportunidad, compruébenlo. 

Noticias relacionadas

Es totalmente cierto. Pasa toda la tarde algo tocada y cariacontecida, como controlándose el llanto, y llega esa hora y lo suelta todo, abre las compuertas de ese manantial. Como dato: a esa hora está a punto de comenzar la segunda parte de Pasapalabra, la que incluye El Rosco. Ojo, no estoy diciendo que los jefes guionicen el llanto de Lydia. Qué tontería, no: ella sabe cuándo llorar, ella es libre y rema, rema y rema a favor de obra. Lozano es televisión: ella es sinónimo de timing, no necesita directrices. 

Teresa Campos en la época de 'Cada día'. Gtres

Pues en medio de esa vorágine de llantos y la identidad de la fuente de Lydia ha entrado en juego otro cartucho de la productora: María Teresa Campos (78) y su programa de Antena 3, Cada día. ¡Jaque mate! Meten a Teresa en el ajo, que siempre viene bien, y, de paso, atizan a esa cadena triste que se llevó el único concurso blanco y familiar de la casa de Paolo Vasile (67). Ahora resulta que, como diría Teresa, "les vende" contar que ella, en esa época maldita en que se cambió de cadena, se sumó al caso Ylenia desde su programa, que estaba hundido en audiencia. Cuentan que Campos quiso reflotar la audiencia yendo contra Lydia Lozano, desacreditándola. 

Todo supuestamente, sostienen que María Teresa se llegó a obsesionar con el tema y que confió a unos pocos su deseo: arrebatarle la gallina de los huevos de oro a Telecinco, Lydia, destrozando su credibilidad. Es verdad que fueron tiempos en los que todas las cadenas hablaban de Ylenia Carrisi y esa periodista que sostenía que seguía viva. Y el espacio de Teresa no iba a ser menos. Ahora bien, ¿quiso Campos hundir a Lydia Lozano de verdad? JALEOS se ha puesto en contacto con un periodista que trabajó en esa época con Teresa y este no oculta "los malos momentos que se vivieron en el programa por su malísima audiencia". 

Ana Rosa (64) estaba ganando a Teresa desde las mañanas de Telecinco y la madre de Terelu (54) no estuvo muy tratable, que digamos, en esa etapa. "Las cifras no eran buenas y el caso Ylenia las animó un poco", confiesa esta persona. Eso hizo que Teresa se volcase en el tema. Sabía en todo momento de lo que se estaba hablando en directo desde Telecinco y ella daba el mismo contenido: "Era una guerra de cadenas total. A ver quién daba mejor información. A nosotros nadie nos dijo qué decir o de qué parte estar, pero había más testimonios a favor de Albano. Eso es así". Las reuniones de programa "estaban cargadas de tensión porque Teresa no entendía en qué fallábamos para no obtener mejores datos". 

Se trataba de sacar los tanques con la versión contraria. Ahora bien, ¿eso quiere decir que Teresa puso su diana en Lydia? "No, para nada. Nunca hubo nada personal. Teresa quería demostrarle a sus antiguos jefes quién era. Era una guerra con las altas esferas más que con Lydia", se agrega.  

Todo eso quedó atrás y María Teresa volvió a Telecinco, a su casa, con el "caballo ganador". Y ella y Lydia Lozano se volverían a reencontrar en Sálvame cuando Campos hizo su sección de defensora de la audiencia. Ambas dijeron aquello de 'pelillos a la mar' y el pasado quedó en el pasado. Hasta ahora. Me consta que Teresa está que trina, muy enfadada. No entiende que la sigan atosigando y molestando con cosas que no le interesan y que, sobre todo, para ella son mentira.

No quiere saber nada de ese tema y "ha pedido a sus hijas que tampoco hablen de él en sus trabajos en Viva la vida". A Teresa no solo le duele la mentira, "sino también recordar esa mala época profesional en Antena 3". Ah, y me secretean que "le duele especialmente que Lydia no haya sido capaz de salir en su defensa estos días"

[Más información: Lydia Lozano, el juguete útil que Sálvame utiliza a su antojo: Charly, ¡sácala de ese nido de víboras!]